Tráfico | T 79° H 11% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

“Cobi”, la mascota de los JJOO de Barcelona, cumple 25 años

KINT News
01/29/2013 1:00 PM

Barcelona, 29 ene (EFE).- “Cobi”, la popular y entrañable mascota de los JJOO de Barcelona, cumple hoy 25 años desde que la comisión ejecutiva del Comité Organizador de Barcelona’92 aprobó, el 29 de enero de 1988, el diseño del perro humanizado de Javier Mariscal como la mascota olímpica.

La televisión municipal de Barcelona ha recordado hoy que, el 11 de enero de 1988, el COOB 92 organizó un concurso restringido en el que participaron seis diseñadores, que presentaron hasta 16 propuestas de mascota para los JJOO.

El jurado eligió tres proyectos: el del perro creado por Mariscal, otro perro ideado por el diseñador Pere Torrent (Peret) y el de un sol, también obra de Peret.

Un día como hoy, hace 25 años, la ejecutiva del COOB 92 escogió el diseño de Javier Mariscal, que ganó por cuatro votos de diferencia al segundo diseño clasificado, y que obtuvo un premio de 2,5 millones de pesetas de la época.

La elección de “Cobi” no quedó exenta de polémica y se vertieron opiniones críticas y favorables, desde los que la veían como un dibujo infantil hasta los que la tildaron de diseño vanguardista.

Lo cierto es que la mascota se hizo popular y entrañable para los barceloneses y la mercadotecnia funcionó perfectamente, hasta el punto que “Cobi” ha sido durante muchos año un icono de la ciudad olímpica.

En una entrevista con Efe el pasado mes de julio, con motivo de los 20 años de la celebración de los JJOO, el padre de “Cobi”, Javier Mariscal opinó que la mascota, inspirada en el perro pastor catalán, “ha envejecido muy bien”.

El creador dijo sentirse totalmente satisfecho de su criatura. Mariscal, que en un principio no estaba muy motivado por un encargo tan institucional, ideó un perro humanizado, “capaz de crear sentimientos, estar alegre y llorar, pero sobre todo que representara bien el espíritu olímpico”.

“Por lo que observo, Cobi está envejeciendo muy bien, sigue siendo conocido y gráficamente continúa funcionando, es como un clásico. Yo sólo he recibido amor, abrazos y simpatía por Cobi, cuando cojo un taxi o voy al taller del coche y me reconocen, ves que se mantiene el cariño”, comentó Mariscal.