Tráfico | T 70° H 53%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Hilary Mantel gana el Costa Book por su novela sobre Thomas Cromwell

KINT News
01/29/2013 2:01 PM

Londres, 29 ene (EFE).- La novela “Bring Up The Bodies”, de la británica Hilary Mantel, sobre la historia del estadista inglés Thomas Cromwell, ganó hoy el premio al mejor libro del año Costa Book, uno de los más prestigiosos del Reino Unido, meses después de que la autora se alzase con el Man Booker.

“Bring Up The Bodies” es el segundo volumen de la trilogía histórica de Mantel iniciada con “Wolf Hall” sobre el consejero del rey Enrique VIII.

Al recoger el codiciado galardón, dotado con 30.000 libras (35.000 euros, 47.203 dólares) y que se entregó durante una cena en el restaurante Quaglino de Londres, la autora agradeció al jurado el galardón y celebró su independencia.

Con esta novela, Mantel, de 60 años, ya hizo historia el pasado año al ganar por segunda vez el premio Man Booker, algo que no había conseguido antes una mujer ni un autor británico.

Tras “Wolf Hall”, en “Bing Up The Bodies” Cromwell conspira para expulsar de la corte a Ana Bolena, la segunda esposa del monarca tras Catalina de Aragón y que, como ella, no ha conseguido darle un hijo varón.

La máxima rival de “Bring Up The Bodies”, favorita en las casas de apuestas, era “The Innocents”, una historia sobre una comunidad judía en el noroeste de Londres y la primera novela de la periodista Francesca Segal, hija del autor de “Love Story”, Erich Segal.

También competían por el galardón “Dotter Of Her Father’s Eyes”, una biografía gráfica sobre la hija de James Joyce escrita por el matrimonio Mary y Bryan Talbot; el libro infantil “Maggot Moon”, obra de la escritora disléxica Sally Gardner, y la colección del poeta Kathleen Jamie “The Overhaul”.

El año pasado, el mejor libro del año fue “Pure”, de Andrew Miller, un relato ambientado en el año 1785 y centrado en la historia de un joven ingeniero enviado a París por orden del rey para demoler un cementerio atestado de muertos que puede convertirse en un problema sanitario para la ciudad.