Tráfico | T 66° H 90% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Corea del Norte arremete de nuevo contra EEUU y advierte de una disuasión nuclear

KINT News
01/30/2013 12:30 AM

Seúl, 30 ene (EFE).- Corea del Norte arremetió hoy de nuevo contra Estados Unidos, al que acusó de “monopolizar la hegemonía mundial de armas nucleares”, y advirtió de una respuesta de “disuasión nuclear en defensa propia” ante las “hostilidades” de Washington.

“Cuánta más hostilidad busque EE.UU. hacia Corea del Norte, más fuerte se hará el elemento de disuasión nuclear de ésta última en defensa propia”, señaló hoy la agencia de noticias del régimen, KCNA.

El país comunista destacó además el problema que suponen los movimientos de EE.UU. en su afán por “dominar el campo de las armas estratégicas”, al tiempo que le acusó de “intensificar los preparativos para una guerra nuclear” con el pretexto de las amenazas norcoreanas.

El despacho norcoreano se produce después de que la semana pasada Corea del Norte anunciara su intención de realizar una nueva prueba nuclear, como respuesta a las nuevas sanciones anunciadas por la ONU tras el lanzamiento en diciembre de un cohete de largo alcance.

Pyongyang advirtió además de que ese ensayo, que seguirá a los realizados en 2006 y 2009, será “de mayor nivel”, mientras que anunció su intención de proseguir con el lanzamiento de satélites y misiles de largo alcance.

En el comunicado recogido hoy, Pyongyang considera a EE.UU. como el “cerebro” de estas sanciones, contra las que el régimen del joven líder Kim Jong-un anunció “importantes medidas de Estado”.

Corea del Sur, país con el que permanece técnicamente en guerra desde 1953, Japón y EE.UU. han expresado su preocupación por la posibilidad de que el empobrecido país comunista pueda llevar a cabo una prueba nuclear en cualquier momento.

Así, Seúl mantiene en alerta una unidad del instituto de Geología para comprobar, a través de movimientos sísmicos, el momento y lugar de la explosión.

Según informó hoy la inteligencia surcoreana, se ha detectado “un aumento en el flujo de vehículos y personal en la base de Punggye-ri (en el noreste del país comunista), aunque no hay señales de que se estén instalando nuevos equipos o instalaciones”, según un funcionario de Defensa consultado por la agencia Yonhap.

Estos movimientos podrían determinar que la detonación no se realizaría en un futuro inmediato, aunque otras fuentes del ministerio surcoreano consideran que las unidades necesarias para el nuevo ensayo ya se encuentran preparadas.