Tráfico | T 50° H 57%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Fuentes pasa al contraataque para tratar de desacreditar a las acusaciones

KINT News
01/30/2013 5:39 AM
Actualizada: 01/30/2013 7:45 AM

Madrid, 30 ene (EFE).- El médico Eufemiano Fuentes ha aprovechado hoy el interrogatorio de las defensas en la tercera sesión del juicio de la Operación Puerto, en el que se enfrenta a una pena de dos años de prisión, para pasar al contraataque y tratar de desacreditar a las acusaciones.

Primero ha cargado contra el Consejo Superior de Deportes (CSD), del que depende la Agencia Española Antidopaje (AEA) y que está personado en la causa a través de la Abogacía del Estado, al decir que entre los deportistas a los que trató figura un exciclista que actualmente está al frente de una de las fundaciones de este organismo.

Se trata de Javier ‘Pipe’ Gómez, el presidente de la Asociación de Ciclistas Profesionales (ACP), que el pasado mes de diciembre fue nombrado director general de la Fundación Deporte Joven del CSD.

Fuentes ha dicho que Gómez nunca puso objeciones a los métodos utilizados.

Las revelaciones de Fuentes han tenido un efecto inmediato: cuatro horas después, el presidente del CSD, Miguel Cardenal, anunciaba que Gómez había puesto el cargo a su disposición “para facilitar su defensa y no causar daño a la Fundación”.

Después le ha llegado al turno a otro excorredor, Jesús Manzano, que en marzo de 2004 fue el primero en denunciar las prácticas de dopaje en el ciclismo español y que ejerce la acusación particular en la causa.

“Manzano me pidió tratamiento, pero consumía cocaína y eso es muy peligroso en el deporte de alta competición. Lo sabía a través de él y de su madre, que me llamó para informarme. El consumo de cocaína puede producir daños cardiovasculares serios, por eso no lo incluí entre mis pacientes”, ha señalado Fuentes a preguntas de su defensa para explicar que se negó a tratar al excorredor.

Estas manifestaciones han provocado la protesta del abogado que representa a Manzano, que ha pedido autorización a la juez para querellarse contra Fuentes.

El médico ha sido extremadamente selectivo a la hora de revelar los nombres de sus pacientes, ya que no ha dado ninguna otra identidad a pesar de afirmar en dos ocasiones que está “en condiciones” de identificar a cualquiera de los deportistas que trató “a través del código numérico” que se les asignaba.

Ante lo que parecía un ofrecimiento, el letrado del Comité Olímpico Italiano (CONI) ha instado a la juez a pedir directamente a Fuentes que dijera quiénes pasaron por su consulta, pero la magistrado ha rechazado hacerle la pregunta.

Durante su declaración, el acusado ha reiterado que “nunca” puso en riesgo la salud de los deportistas a los que trató y que, en 35 años de ejercicio profesional, ninguno de sus clientes tuvo ningún problema ni recibió ninguna queja o reclamación.

Acabado el turno de Fuentes, ha llegado el de su hermana Yolanda, también licenciada en Medicina y que fue jefe médico del equipo Comunidad Valenciana, quien ha asegurado que nunca practicó ninguna extracción de sangre ni colaboró con su familiar, del que ha dicho que desconocía qué actividades desarrollaba en su consulta.

Mientras tanto, el exdirector deportivo del Comunidad Valenciana -antes Kelme- José Ignacio Labarta ha asegurado que nunca envió a ningún ciclista a tratarse con el médico Eufemiano Fuentes, aunque ha admitido que sabía que éste practicaba transfusiones de sangre prohibidas por las autoridades deportivas.

Labarta, que como Fuentes está acusado de un delito contra la salud pública en el juicio de la Operación Puerto, ha dicho que si bien nunca le vio realizar extracciones o transfusiones de sangre, sabía que el médico las hacía, pero que entendía que no estaban dirigidas a mejorar el rendimiento físico de los deportistas, sino “orientadas a velar por su salud”.

Ha añadido, sin embargo, que Fuentes guardaba “mucha cautela” sobre este asunto y ha reconocido que las transfusiones están prohibidas por las autoridades deportivas: “Si un médico va a practicar una autotransfusión a un ciclista que tiene el hematocrito en 50 para que quede en 48, entiendo que mantenga la reserva”.

El juicio se reanudará el próximo viernes con la declaración de los otros dos acusados, los exdirectores deportivos Manuel Saiz y Vicente Belda; mientras que la comparecencia de los guardias civiles que practicaron los registros en 2006, previstas para ese día, quedan aplazadas hasta la semana que viene.