Tráfico | T 80° H 38% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

La CE propone prohibir la droga 4-MA, similar a la anfetamina, en la UE

KINT News
01/31/2013 6:45 AM

Bruselas, 31 ene (EFE).- La Comisión Europea (CE) pidió hoy a los Estados miembros que se prohíba en toda la Unión Europea (UE) la droga 4-metilanfetamina (4-MA), una sustancia sintética con efectos físicos similares a los de la anfetamina, para “evitar la propagación sin restricciones” de su uso.

Esta droga ya es ilegal en diez países de la Unión Europea (Austria, Chipre, Dinamarca, Francia, Alemania, Hungría, Irlanda, Lituania, los Países Bajos y el Reino Unido) y se ha asociado con la muerte de 21 personas en los últimos dos años en cuatro Estados (Bélgica, Dinamarca, los Países Bajos y el Reino Unido).

La autopsia realizada a las víctimas reveló la presencia de 4-metilanfetamina en sus organismos, ya fuera de manera pura o mezclada con otras sustancias, como las anfetaminas.

“La producción y distribución de 4-MA, droga de conocidos efectos letales, está en manos de bandas de delincuentes”, ha dicho la vicepresidenta de la CE y responsable de Justicia, Vivian Reding, en un comunicado.

Reding explicó que la droga se ha detectado en 15 de los 27 Estados miembros, y pidió una actuación coordinada a nivel europeo para evitar que su consumo se expanda.

La propuesta de la CE prohíbe su fabricación y comercialización, y deberá recibir el visto bueno de los Veintisiete para su aprobación.

La 4-MA se produce principalmente en polvo o pasta, pero también aparece en tabletas y en forma líquida, y las mezclas contienen a menudo cafeína y anfetamina, de manera que a veces los usuarios las confunden con ésta última.

La evaluación científica de los riesgos realizada por el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT) indica que la 4-MA puede tener “importantes efectos secundarios adversos” como hipertermia, hipertensión, anorexia, náuseas, cefalea, insomnio, paranoia, ansiedad y depresión.

Esta droga no tiene valor médico demostrado ni ningún otro uso legítimo conocido, recalcó la CE.