Tráfico | T 71° H 45%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Un retrato de Goya se queda sin comprador en una subasta de Nueva York

KINT News
01/31/2013 2:33 PM
Actualizada: 01/31/2013 4:40 PM

Nueva York, 31 ene (EFE).- La obra “Retrato de Mariano Goya” del pintor José Francisco de Goya, en el que aparece el nieto del artista, no encontró ningún comprador durante una subasta de arte organizada por la casa Sotheby’s de Nueva York.

La obra tenía un precio estimado de venta entre 6 y 8 millones de dólares pero la puja más alta durante la subasta fue de en torno a los 5,5 millones, por lo que la obra finalmente no se vendió al no alcanzarse el precio mínimo de venta, cifra que no fue divulgada por Sotheby’s por ser información confidencial.

Esta pieza era una de las joyas de la subasta, pues se trata de uno de los últimos retratos realizados por el artista durante su último viaje a Madrid entre julio y septiembre de 1827, cuando su estado de salud ya era delicado, y durante 60 años no se había expuesto al público.

Según destacó a Efe el especialista de arte de la casa Sotheby’s, Christopher Apostle, esta era la obra “más bella” de la colección que salió hoy a subasta, pues a través de este cuadro cargado de “sensibilidad y simplicidad”, se ve exactamente quien era Goya.

En el reverso del cuadro, aparece una inscripción realizada por el artista en la que se puede leer “Goya, a su nieto, a los 81 años de edad”.

No es la primera vez que un retrato importante de Goya no consigue venderse, pues a finales de 2011, “El retrato de Juan López de Robredo”, con un precio estimado de entre 4 y 6 millones de libras, tampoco encontró comprador en una subasta en la sede de Christie’s de Londres.

El actual récord de una obra de Goya fue alcanzado en 1992 cuando la pintura “Suerte de Varas” alcanzó un precio de 7,9 millones de dólares en la sede de Sothebys en Nueva York.

Por otra parte, la pieza estrella de la subasta de hoy fue “Susana y los viejos”, obra de Pompeo Batoni, que alcanzó un precio de martillo de 10,1 millones, y que según los expertos es una de sus mejores producciones por su impacto visual.

En él, Batoni mostró “su maestría con el dibujo y su exuberante y precioso uso del color” con una temática poco usual en sus producciones, el antiguo testamento, según apuntó Sotheby’s.

Durante la puja, las miradas de los compradores también se centraron en “Heidelberg con un Arco Iris”, de J.M.W. Turner, que alcanzó los 4 millones, y la “Bendición de Cristo”, de Hans Memling, que se vendió por 3,5 millones.

También se subastó “The goddess Aurora triumphing over Night”, de Jean Honoré Fragonard, por 3,35 millones y “Mediterranean harbor at sunset”, de Claude-Joseph Vernet, por 2,2 millones.

Aunque hoy salieron a subasta las obras más importantes, esta tarde y mañana continuará la venta de arte clásico en la casa Sotheby’s en Nueva York.