Tráfico | T 83° H 49%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

París exhibe la crítica punk a la mujer objeto de los collages de Linder

KINT News
02/02/2013 9:20 AM

París, 2 feb (EFE).- El Museo de Arte Moderno de París abrió hoy al público la primera retrospectiva dedicada a los 35 años de trabajo de la artista británica Linder, célebre por sus collages punk de ideología feminista en los que yuxtapone recortes de mujeres extraídos de revistas pornográficas y de gran consumo.

La exposición “Femme/Objet” (Mujer/Objeto), programada hasta el próximo 21 de abril, recorre el punk plástico de Lider Sterling (Liverpool, 1954) con el que exhibe a la mujer como un producto sexual de la sociedad de consumo o un “sex toy”, señalan los organizadores.

“El collage le permite crear imágenes transgresoras comprometidas con una acción política feminista”, indica el catálogo de la muestra sobre la artista, autora de la portada del álbum “Orgasm Addict” del grupo británico Buzzcocks en el que una plancha sustituye la cabeza de una mujer desnuda cuyos senos aparecen cubiertos por labios carmesí.

El resultado es “una mujer ideal con un cuerpo de una perfección fría, sexualizada al extremo y en la que las capacidades intelectuales son las mismas de las de un electrodoméstico”, reflexiona Fabrice Hergott, director del Museo de Arte Moderno de París.

“Más allá de la denuncia feminista, la artista evidencia de una manera particularmente eficaz la indecencia contenida en la imagen publicitaria”, agrega esa institución.

A través de 200 fotografías, fotomontajes, collages, vídeos y redifusiones de intervenciones en directo, la exposición se detiene en el universo creativo de una artista forjada a partir de los años setenta del pasado siglo en Manchester, ciudad inglesa de tradición industrial sumida entonces en una profunda crisis económica.

Entre esas obras llama la atención un concierto en 1982 en el que Linder posa con una falda de carne cruda, similar a la que décadas después lució Lady Gaga en la ceremonia de los premios de la MTV en 2010.

El trabajo de Linder, artista que ha expuesto en Estados Unidos, Alemania, Noruega, España, Bélgica o la República Checa, parte de las revistas que coleccionaba de pequeña, dedicadas a la gastronomía, el bricolaje, la decoración o la danza.

Aydudándose de un escalpelo, y sirviéndose de una técnica inventada por Hannah Höch y Raoul Hausmann en 1918, la creadora amputa de esas publicaciones imágenes que fusiona con fotografías pornográficas o eróticas que impregnan su trabajo una estética “trash” que bebe del surrealismo y del dadaismo.

“Los collages son una excelente manera de ‘deconstruir’ la forma de ver el mundo que nos imponen los demás”, explicó la británica durante la inauguración de la retrospectiva quien considera que en sus tres décadas y media de trabajo, en el porno “hay mucho menos pelo y no hay narración”.

“Se va directo hasta el final”, subraya la artista, que la dedicado su trabajo a denunciar la objetización de la mujer.

Las revistas de danza le servían a Linder -nacida Linda Mulvey- para evadirse de las publicaciones pornográficas que “le imponía el marido de su abuela cuando no tenía ni seis años”, explica la comisaria de la muestra parisina, Emmanuelle de l’Écotais.

“Entonces se comprende que la danza corresponde para ella a una búsqueda de pureza, asociada a una voluntad de vida erótica”, agrega la comisaria, quien concluye que Linder “obliga al público a ver lo que no quiere ver (…), fiel a su personalidad provocadora”.