Tráfico | T 85° H 37% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Rusia emplea el foro de Múnich para hablar con el líder de la oposición siria

KINT News
02/02/2013 8:01 AM
Actualizada: 02/02/2013 11:00 AM

Múnich (Alemania), 2 feb (EFE).- El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, se reunió hoy a puerta cerrada con el líder de la oposición siria, Ahmed Muaz al Jatib, en el marco de la Conferencia de Seguridad de Múnich (CSM), informaron varios medios alemanes que citan fuentes de la delegación rusa en este foro.

Los expertos consideran dicha reunión como un gesto de Rusia hacia la oposición siria y que se sale de la postura mantenida hasta la fecha por Moscú, el máximo valedor internacional del régimen del presidente sirio, Bachar Al Asad.

El líder de la oposición siria se entrevistó también con el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, que públicamente ha afirmado que Washington mantendrá su “apoyo” a la oposición siria.

La conferencia de Múnich volvió a ser escenario, como en la pasada edición, de las enquistadas diferencias que separan a Estados Unidos, que encabeza la posición de los países occidentales, de Rusia y China en la cuestión siria.

Biden aseguró hoy en su intervención ante la CSM que la administración del presidente estadounidense, Barack Obama, está “convencida” de que Al Asad, es “un tirano” que “ya no está capacitado para seguir gobernando” y “que se tiene que ir”.

Por su parte, Lavrov criticó en su discurso que EEUU tenga como prioridad exclusiva la caída de Asad y que además esté armando a la oposición siria, por el peligro de que ese mismo armamento se vuelva dentro de un tiempo contra quienes lo suministraron, en una referencia velada al caso libio.

Lavrov acusó además a Occidente, a EEUU pero también a la OTAN, de encarar las crisis internacionales de forma ambigua e incoherente, siempre desde su punto de vista y sus intereses, sin “adoptar una aproximación más global”, lo que “no ayuda” a resolverlos.

El ministro ruso abogó en su intervención por “acordar unas reglas” comunes, por apoyar de manera coordinada “las reformas democráticas”, pero sin “imponer reglas y modelos externos”.

A su juicio, es posible lograr el fin de la violencia en Siria mediante un diálogo incluyente, con todos los actores implicados en el conflicto, y “especialmente con el mandato del Consejo de Seguridad” de la ONU.

La situación en Siria es uno de los principales temas de la agenda de la 49 edición de la CSM, junto a la guerra de Mali y al programa nuclear iraní.

En total, a Múnich han acudido para este encuentro que arrancó ayer y concluye mañana 90 delegaciones nacionales, aproximadamente una docena de jefes de Estado y Gobierno, 70 ministros de Exteriores y Defensa, y 60 directores ejecutivos de grandes empresas.

Entre los participantes más destacados, además de Biden y Lavrov, se encuentran la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, y el mediador de la ONU para Siria, Lajdar Brahimi.