Tráfico | T 75° H 33%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Japón libera al pescador chino detenido por faenar en aguas disputadas

KINT News
02/03/2013 11:25 PM

Tokio, 4 feb (EFE).- El servicio de Guardacostas japonés ha liberado al pescador chino detenido el sábado por faenar sin permiso en territorio japonés en la provincia de Okinawa (sur), región en la cual se sitúa el archipiélago de las Senkaku/Diaoyu que se disputa con China.

La Guardia Costera japonesa decidió liberar ayer al capitán chino, de 63 años, después de que admitiera su infracción y el consulado chino garantizara el pago de los 4 millones de yenes (algo más de 31.000 euros) de multa por infringir la leyes de pesca niponas, informó hoy la agencia Kyodo.

Según las fuentes, el capitán, identificado como Xue Changlong, admitió que se encontraba pescando en un arrecife situado en una zona económica exclusiva de Japón, a 46 kilómetros al noreste de la isla de Miyako, en Okinawa, sin autorización nipona y en su barco, de 100 toneladas, junto con otros 12 tripulantes a bordo.

Aunque la isla de Miyako se encuentra a más de 215 kilómetros al suroeste de las disputadas islas Senkaku, el arresto se produce en un momento en que persiste la tensión entre barcos chinos y buques de la Guardia Costera nipona en la región.

La disputa se disparó en septiembre cuando Japón compró tres de los pequeños cinco islotes, deshabitados y de apenas 7 kilómetros cuadrados, lo que provocó la airada respuesta de China, que reclama su soberanía.

El archipiélago de Senkaku, situado en el Mar de China Oriental y administrado de facto por Tokio, ha sido escenario en los últimos meses de diversos encuentros entre patrulleras chinas, japonesas y taiwanesas, quienes también reclaman su soberanía.

Se trata de la primera vez desde septiembre de 2010 que un capitán de un barco chino es arrestado acusado de pesca ilegal, después de que en aquella ocasión los guardacostas nipones lo detuvieran por faenar en las disputadas Senkaku, que se cree cuentan con importantes recursos marinos y de hidrocarburos.

Ello suscitó airadas protestas de Pekín, que entre otras medidas suspendió sus relaciones de alto nivel con Tokio, en un conflicto diplomático que duró varias semanas.