Tráfico | T 67° H 7% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

China ve irresponsables las acusaciones de ciberataques a medios extranjeros

KINT News
02/04/2013 2:55 AM

Pekín, 4 feb (EFE).- El Gobierno chino calificó hoy de “irresponsables” las acusaciones de varios medios de comunicación extranjeros, entre ellos The New York Times o The Washington Post, que aseguran haber sufrido “persistentes” ataques de “piratas” chinos a sus sistemas informáticos.

“Es totalmente irresponsable acusar un país sin pruebas concretas de ello”, espetó hoy la portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, al añadir que el Ejecutivo chino “ha luchado duramente” contra estos ataques y que el gigante asiático “es una de las mayores víctimas” de estos incidentes.

“Los ataques cibernéticos son un problema global. China espera poder incrementar la cooperación internacional, basada en el mutuo respeto y confianza, para hacer frente a este fenómeno”, especificó.

En cuanto a las dificultades para acceder a las páginas web de estos medios de comunicación desde China, Hua ha dicho “no ser consciente” de ellas, aunque subrayó que “la regulación y administración de Internet de acuerdo con la ley es una práctica habitual en la comunidad internacional”.

Según la portavoz, el deseo de China es construir “un ciberespacio pacífico, abierto y transparente”, algo que “necesita de la confianza y el esfuerzo de todos los países”.

El rotativo The New York Times denunció la semana pasada varios ataques en su sistema informático, coincidiendo con la publicación de un reportaje que relataba la inmensa fortuna amasada por la familia del primer ministro chino, Wen Jiabao.

“Durante los pasados cuatro meses, piratas chinos han atacado con persistencia el periódico, infiltrándose en el sistema operativo y utilizando las contraseñas de sus reporteros y otros empleados (en total 53)”, subrayó el propio diario.

Según expertos en seguridad informática contratados por el periódico para detectar los ataques, los “piratas” utilizaron métodos similares al espionaje militar para quebrantar la red del periódico.

Este supuesto ataque contra el rotativo es el último caso de una larga lista de incidentes de este tipo sufridos por compañías principalmente estadounidenses, entre ellas el gigante Google, que se ha quejado en los últimos años de que estos ataques tienen su origen en China y que, en algunos casos, son apoyados o avalados por el Gobierno de Pekín.