Tráfico | T 96° H 11%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El presidente israelí dice que Irán es una amenaza para el mundo

KINT News
02/05/2013 10:05 AM
Actualizada: 02/05/2013 10:20 AM

Jerusalén, 5 feb (EFE).- El presidente israelí, Simón Peres, advirtió hoy del peligro que representa Irán para la estabilidad mundial, en un discurso con el inauguró la XIX legislatura del Parlamento (Kneset) y que dedicó a las amenazas que afronta Israel en el plano internacional y en el socioeconómico.

“La amenaza de Irán crece. Amenaza nuestra existencia, la independencia de los países árabes, la paz en todo el mundo”, afirmó el presidente ante los 120 miembros del Parlamento, 48 de ellos completamente nuevos, una cifra récord.

En una sesión ceremonial con motivo de la nueva legislatura tras las elecciones del 22 de enero, el jefe del Estado israelí pasó revista a la situación de su país y, en proyección regional, deseó “suerte” a la “joven generación que se ha levantado en el mundo árabe harta de pobreza y opresión”, a la vez que destacó los peligros del programa nuclear de Irán.

“Están construyendo armas nucleares y dicen que lo prohíbe su religión. No dicen la verdad”, dijo.

La situación en Siria, en estado de guerra civil desde hace más de un año, la calificó de “tragedia”, y exhortó a la ONU a “encomendar a la Liga Árabe la inmediata creación de un gobierno de transición que la salve de su autodestrucción”.

El parlamento unicameral de Israel ha quedado especialmente fraccionado en la actual legislatura entre doce formaciones, la mayor, Likud Beitenu, con 31 escaños, y la menor, Kadima, con dos.

Por bloques, el de derechas con los ultraortodoxos tiene una ligera mayoría de 61 a 59 sobre el de centro izquierda, que incluye a tres partidos árabes que no han formado parte de ningún Gobierno en el país y cuyos diputados abandonaron hoy la sala al sonar el himno nacional israelí.

El líder de Israel Beitenu, Benjamín Netanyahu, que el sábado recibió el encargo de formar su tercer gobierno al frente del país y segundo consecutivo, aún tiene cinco semanas y media para hacerlo.

Peres le recordó a él y a los diputados que Israel es “una isla en un océano tempestuoso” y que tienen la obligación de “resolver la diferencia entre los que nadan en la abundancia y los que nadan en la escasez”

“No podemos tolerar una realidad en la que 900.000 niños no tienen comida”, insistió.

También mencionó el alto precio de la vivienda, el creciente déficit público y la inflación, en un año en el que se teme una subida de impuestos para superar un agujero presupuestario de 30.000 millones de shékels (cerca de 6.000 millones de euros).

La sesión fue seguida desde las tribunas de invitados por los dirigentes de las principales instituciones del país, entre ellos los del Ejército.

“La estrategia está compuesta de poderío militar e inteligencia política, la victoria estratégica consiste en repeler a los enemigos y conseguir la paz”, observó Peres al recordar los tratados con Egipto y Jordania, y alentar a seguir los esfuerzos con los palestinos.

Según el jefe del Estado, si Israel concluye el proceso que comenzó en 1993 en Oslo tendrá una “profundidad estratégica” que no conseguirá nunca a través de la fuerza militar ni de su poderío científico.

La sesión de hoy, en la que los 120 diputados juraron sus cargos, estuvo presidida por el diputado de mayor edad, el ex ministro laborista Benjamín Ben Eliezer, de 77 años y que en línea con la campaña electoral de casi todos los partidos se centró en los problemas sociales del país.

“Bien hará el Parlamento si en sus debates y reuniones no sólo discute cómo tapar el agujero fiscal, sino también cómo diseña una política de justicia social”, afirmó.

Los diputados elegirán más adelante al titular del poder legislativo entre las filas de la formación más votada.

La XIX Knéset se caracteriza por una notoria presencia de hombres -sólo hay 27 diputadas-, un número igual de diputados árabes que en la anterior legislatura (11) y un creciente número de ex periodistas (9).