Tráfico | T 89° H 32% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

La mayoría de denuncias de abusos del Ejército israelí acaban sin imputación

KINT News
02/05/2013 6:30 AM

Jerusalén, 5 feb (EFE).- La mayoría de las denuncias por abusos cometidos por soldados del Ejército israelí se cierran sin investigar o acaban sin imputación alguna, según un informe elaborado por la ONG israelí Yesh Din.

La posibilidad de que una queja por abusos de un soldado acabae en una imputación ha sido de alrededor de un 5 por ciento en la última década, lo que ha reducido la motivación de los palestinos, dijo hoy a Efe el israelí Lior Yavne, director de investigación de Yesh Din.

De las 240 quejas presentadas por maltrato a palestinos o a sus propiedades en Gaza y Cisjordania en 2012 en el Departamento de Investigación Criminal de la Policía Militar (MPCID), sólo se iniciaron 78 investigaciones y no se acusó a ningún soldado, según el estudio, que utiliza cifras oficiales de esa unidad policial.

“Si miramos los datos desde el año 2000, sólo un 5 por ciento de los casos resultaron en imputaciones. Pero esa cifra se ha reducido a un 2,5 por ciento entre 2009 y 2011″, señaló Yavne, que prefirió dejar fuera de esta comparación los datos del pasado año, porque alguno de los casos todavía podría derivar en una acusación formal.

Los datos obtenidos de la Policía Militar no detallan si los casos se cerraron sin investigar o sin encontrar culpable ni aclaran si fue porque las quejas no estaban justificadas o por no hallar evidencia suficiente para imputar.

Yesh Din considera que hay “fallos sistemáticos” en el mecanismo establecido para que los palestinos denuncien abusos militares.

Uno de los problemas, según la ONG, es que la Policía Militar no tiene ninguna oficina en los territorios ocupados, por lo que los ciudadanos tienen que acudir a intermediarios, como la Policía (un cuerpo diferente) o una ONG, al no tener permiso para entrar en Israel a presentar sus denuncias ante el cuerpo policial del Ejército.

“No hay ningún contacto directo entre el que presenta la queja y los investigadores”, dice Yavne, que añade que “de los 240 casos presentados en 2012, tan solo seis fueron denunciados directamente mente por los palestinos ante la Policía Criminal Militar”.

Yesh Din sugiere también que los comandantes militares podrían estar incumpliendo su obligación legal de denunciar los casos de abuso que conozcan, pues solo cuatro de los 240 casos del pasado año fueron denunciados por militares.

A esto se suma la falta de confianza de los palestinos hacia las autoridades israelíes, que hace que muchos ni siquiera se tomen la molestia de presentar una queja.

Asimismo, está muy extendido entre los palestinos el temor de que sus denuncias puedan derivar en represalias por parte del Ejército, entre ellas la retirada de permisos por parte de Israel, según Yesh Din, que insta a las autoridades a establecer “mecanismos más rápidos y mejores para garantizar el cumplimiento de la ley”.

Consultada por Efe, una portavoz del Ejército señaló en un comunicado que “no todas las investigaciones abiertas durante el 2012 han finalizado, por lo que se puede afirmar que los datos presentados son tendenciosos”.

“Es importante resaltar que, ante cualquier decisión tomada por una autoridad militar, se puede apelar al Tribunal Supremo. Personas e instituciones diversas, entre ellos Yesh Din, lo han hecho en más de una ocasión y, en la mayoría de los casos, la corte no encontró motivo para intervenir en las decisiones tomadas”, agregó la portavoz.