Tráfico | T 81° H 28%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Timerman ve “fácil” resolver el contencioso de Las Malvinas si Londres respeta a la ONU

KINT News
02/06/2013 10:06 AM
Actualizada: 02/06/2013 9:55 AM

Londres, 6 feb (EFE).- El canciller argentino, Héctor Timerman, negó hoy que su país actúe de manera “colonial” al reclamar las islas Malvinas y aseguró que el contencioso podría resolverse “fácilmente” si el Reino Unido respetase las resoluciones de la ONU.

Timerman concluyó hoy una visita de tres días al Reino Unido con una reunión con grupos europeos que animan el diálogo entre los dos países, formado por varias personalidades de 18 naciones.

Durante su estancia en Londres, el canciller invitó al ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, William Hague, a mantener un encuentro, pero la reunión no llegó a materializarse por la negativa de Timerman a aceptar, como pedían los británicos, que estuvieran presentes habitantes de las islas.

La visita se ha producido en un momento bajo en las relaciones bilaterales y casi un mes antes de que los isleños voten en un referéndum si mantienen la soberanía británica, cuyo resultado Argentina ya advirtió que no reconocerá.

En una rueda de prensa en la embajada argentina, Timerman reiteró hoy que las resoluciones de la ONU llaman a Buenos Aires y a Londres a conversar y calificó de “audacia del lenguaje” decir que Argentina sea colonial, como afirma el Reino Unido, pues “siempre ha luchado contra el colonialismo”.

Según el jefe de la diplomacia argentina, los malvinenses no son parte a la hora de tratar de resolver el contencioso pues “los “habitantes británicos de las Malvinas” son representados por el Gobierno del Reino Unido.

Pese a todo, Timerman -que estuvo acompañado por la embajadora argentina en Londres, Alicia Castro- dijo que Argentina “respetará los intereses” de los casi 3.000 habitantes de las islas.

Según explicó, Argentina ha ofrecido muchas veces a los isleños establecer vuelos regulares entre Buenos Aires y las Malvinas, al tiempo que recordó que los considera argentinos y, por lo tanto, tienen “los mismos derechos” sociales o políticos que los argentinos que viven en el territorio continental.

Argentina reclama desde 1833 la soberanía de las islas, un territorio británico en ultramar, y en el último año sus insistentes peticiones de negociación han tensado las relaciones con Londres.

Preguntado sobre si Argentina no está perdiendo una oportunidad de abordar el contencioso al negarse a hablar con Hague en presencia de isleños, Timerman respondió: “No, creo que el Reino Unido le está demostrando al mundo que no está cumpliendo con las resoluciones de las Naciones Unidas”.

La ONU ha llamado en reiteradas ocasiones al Reino Unido y a Argentina a buscar una solución al contencioso a través del diálogo.

El canciller dijo que el Reino Unido intentó cuatro veces invadir Argentina y fue derrotado en tres oportunidades, pero al hacerlo con Malvinas consiguió dividir el territorio.

“Este es un tema muy importante para nosotros”, explicó Timerman, que consideró que, treinta años después de la guerra de 1982, “es mucho tiempo” como para que no haya negociación.

El canciller informó de que ha invitado al titular del Foreign Office a visitar Buenos Aires para hablar “sin condiciones y sin ultimátum” de asuntos que interesan a las dos partes.

Timerman dijo asimismo no entender que el Reino Unido llegara a dialogar en su día con una dictadura militar que mató a 30.000 personas y no quiera hacerlo ahora con un Gobierno democrático, el de Cristina Fernández, que “es muy activo en derechos humanos”.

En 1982, cuando la junta militar estaba en el poder, los dos países se enfrentaron en una guerra por la posesión de las islas del Atlántico sur que terminó con la rendición argentina.

Entre otras cosas, Timerman advirtió que su país mantendrá las sanciones contra las petroleras que operen en el Atlántico Sur y exploten los recursos naturales que le “pertenecen al pueblo argentino”.

En ese sentido, alertó del desastre ecológico que podría producirse si hay un accidente y aseguró que, si ello pasara, “el Reino Unido será responsable” de una eventual catástrofe.

En el último día de la visita de Timerman a Londres, William Hague recibió hoy a Jan Cheek y Dick Sawley, representantes del órgano de gobierno en las Malvinas, a los que expresó el “apoyo total del Gobierno británico” y el respaldo al derecho de autodeterminación de los isleños.