Tráfico | T 61° H 81%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Más de 100.000 desplazados kachin aguardan la ayuda de la ONU en Birmania

KINT News
02/07/2013 1:20 AM

Bangkok, 7 feb (EFE).- Más de 100.000 desplazados de la minoría kachin, con carencias de alimentos y medicinas, aguardan la ayuda de Naciones Unidas después de que el Gobierno birmano levantara el bloqueo de la ayuda y retomase las negociaciones de paz.

Desde que comenzaron los combates hace 19 meses, más de 100.000 birmanos se han visto obligados a abandonar sus hogares en el estado Kachin, en el noreste del país, mientras que entre 7.000 y 10.000 cruzaron la frontera china y fueron alojados en campos.

“La situación de los desplazados es extremadamente difícil, especialmente entre las mujeres y los niños. Sufren problemas de salud por la carencia de alimentos, medicinas y agua potable”, explicó a Efe Moon Nay Li, coordinadora de la Asociación de Mujeres Kachin en Tailandia.

No obstante, la reanudación esta semana del diálogo entre el Gobierno birmano y la Organización para la Independencia Kachin (KIO) y el desbloqueo de la ayuda de Naciones Unidas ha abierto un resquicio de esperanza para los desplazados.

Las malas condiciones sanitarias han causado brotes de diarrea en los campos de desplazados, donde al menos tres niños han muerto y otros diez tuvieron que ser atendidos en un hospital, según una doctora del hospital de Laiza, el cuartel general del KIO.

Los combates se intensificaron en diciembre, cuando el Ejército lanzó ataques aéreos y con artillería pesada sobre las posiciones rebeldes y que causaron un número indeterminado de muertos entre la población civil.

Tras el anuncio de varias treguas por una y otra parte y rotas sistemáticamente, las autoridades birmanas y el brazo político de la guerrilla kachin iniciaron el lunes pasado contactos exploratorios, en suelo chino, para reanudar las negociaciones de paz.

“Ahora es el momento de tener una conversación y negociar por la paz, ya que todo lo que quiere el pueblo es paz y estabilidad”, declaró el primer ministro birmano, Thein Sein, quien asumió la presidencia tras la disolución de la Junta Militar en marzo de 2011.

En la reunión celebrada en la ciudad de Ruili, en la provincia china de Yunnan, ambas partes acordaron trabajar para reducir la tensión y volver a reunirse a finales febrero en presencia de observadores internacionales y de otras minorías étnicas birmanas.

Los avances diplomáticos han sido posibles por el apoyo de las autoridades chinas, interesadas en mantener la paz en su frontera, donde ha recibido a miles de refugiados kachin y hasta el impacto de algunos proyectiles, y por sus interés en los recursos naturales birmanos.

El Ejército de Independencia Kachin, el brazo armado de la KIO, surgió en los años 60 en respuesta al golpe militar que ha mantenido a Birmania gobernada por generales desde entonces y hasta 2011.

En 1994 firmó un alto el fuego que se mantuvo vigente hasta junio de 2011, cuando se enfrentaron soldados birmanos y guerrilleros kachin cerca de una central hidroeléctrica construida por una empresa china.

Un año antes, en 2010, el diálogo entre ambas partes sufrió con la demanda del Gobierno de que la guerrilla kachin se integrase en el Ejército birmano como una fuerza fronteriza, tal como estipula la Constitución aprobada en 2008 y que también motivó ofensivas militares contra la minoría karen, shan y kokang.

Los kachin piden que se respeten sus derechos y mayor autonomía, tal como recogían los acuerdos firmados en 1947 con el héroe de la independencia birmana Aung San, padre de la nobel de la paz y actual líder opositora, Aung San Suu Kyi.

Una autonomía superior es la reivindicación principal de la mayor parte de las minorías étnicas birmanas, que incluyen a los shan, karen, rakhine, mon, kachin, chin o kayah y representan más del 30 por ciento de los 53 millones de habitantes del país. Gaspar Ruiz-Canela