Tráfico | T 51° H 44%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

La culpa fue de Greg

KINT News
02/08/2013 3:20 AM

Madrid, 8 feb (EFE).- Hace cinco años que Greg desembarcó con su diario en la literatura infantil y juvenil, y no solo triunfó a nivel internacional sino que a su estela se subió un batallón de personajes dispuestos a conquistar a los niños a golpe de cercanía, humor y alguna que otra travesura.

Son estadounidenses, británicos o españoles; se llaman Greg, Nate, Tom Gates, Elvis Riboldi, Mariano, Nikki, Sara o Sofía, pero todos tienen el denominador común de escribir diarios.

Son publicaciones que combinan texto y viñetas, y en ellas sus autores reflejan sus aventuras y desventuras con su familia, sus amigos y en la escuela, los tres ejes fundamentales en la niñez.

Son libros, además, dotados de un aura muy especial a ojos de los padres, ya que fomentan el hábito lector en los niños.

Una particularidad que han subrayado a Efe, de forma unánime, todas las editoriales que publican en español estos diarios.

“Son agradecidos de leer. No provocan frustración. El niño avanza, y eso le anima a seguir leyendo”, destaca Laia Esqué, editora junior de Editorial Molino (Grupo RBA), quien con Greg abrió en mayo de 2008 el filón de los diarios en castellano.

En otoño llegará el séptimo tomo de una colección que concluirá con el décimo por decisión de su autor, el estadounidense Jeff Kinney, un dibujante de tiras cómicas que dio el campanazo al enriquecer con textos las vivencias de un personaje muy cercano.

“Es un chico normal con el que es fácil identificarse: no es el más gamberro ni el más popular, tiene carisma pero se sitúa en la media, es un poco pringao y a veces le salen las cosas mal”. Así traza Esqué el perfil de Greg, un personaje que rezuma “humor fino, inteligente” y que cuenta con una web: www.diariodegreg.com.

Nate tiene más solera, nació hace 30 años en Estados Unidos de mano de Lincoln Pierce, pero empezó a hablar español hace poco más de dos años y va por el tercer volumen. Es el más gamberro de la clase y su ironía es de la que arranca carcajadas.

Molino completa su catálogo de diarios con Nikki, que también salió a la venta en otoño de 2010 y ya va por el cuarto tomo. Es de la estadounidense Rachel Renée Russel y su divisa: “¡Dejad que vuestra parte más pedorra salga a la luz sin complejos!”.

Del Reino Unido llega con tres premios bajo el brazo otro de los personajes con más tirón: Tom Gates, de la británica Liz Pichon. En abril amplía la colección con el cuarto volumen. Y en mayo Bruño enriquece su oferta de diarios con el primero de “El mundo de Norm”.

En clave española pero con vocación internacional nació “Yo, Elvis Riboldi”, un trasto nacido de la imaginación de Bono Bidari, una firma tras la que se esconden el ilustrador Óscar Julve, “padre” de Trancas y Barrancas, y los guionistas Jaume Copons, Daniel Cerdà y Ramón Cabrera, autores también de “Barrio Sesamo” o “Los Lunnis”.

Riboldi llegó en otoño de 2011 y ya es un éxito editorial, según la directora de La Galera, Iolanda Batallé, quien también celebra la buena acogida del humor irreverente de “Los peores años de mi vida”, del superventas estadounidense James Patterson.

Batallé está feliz por la reciente compra de los derechos de la serie Riboldi, incluido el cuarto tomo que saldrá a la venta en marzo, por la francesa Hachette para el mercado francófono y así como las ventas en Latinoamérica, en especial en Argentina y México.

Y si todo sigue el cauce previsto, avanza Batallé, el niño más movido de la ilustración española, muy en la “línea de los Simpson”, pronto podría dar el salto a la televisión en forma de dibujos animados, al tiempo que se diversificará con una subserie más económica, al estilo de los libritos amarillos de Geronimo Stilton.

El famoso ratón que edita en español Planeta y que, según datos facilitados por la directora del Área Infantil y Juvenil del grupo, Marta Bueno, ha vendido 107 millones de ejemplares desde 2003.

Al igual que Bruño, Planeta en cuestión de diarios ha apostado por la producción propia a través de su sello Destino: “Diario de un pardillo”, de Jordi Sierra i Fabra, “Diario de una chica del montón”, de Blanca Álvarez, “Diario de Dan”, de Dan Kirchner y “El club de los malditos” y “El diario de Carlota”, de Gemma Lienas.

Son “antihéroes” que se dirigen a la franja de edad que va de los 7 a los 12 años, la llamada preadolescencia en la que los niños luchan por buscar su hueco en la familia, los amigos y la escuela, y de repente se encuentran con personajes que abordan esa problemática de forma desenfadada y eso les ayuda psicológicamente, resume Bueno al explicar “la adhesión brutal de los niños a estas novelitas”.

Y destaca, al igual que sus colegas, la labor de impulsión y cimentación del hábito lector que vehiculan los diarios, un fenómeno al que augura una larga vida, en vista a su tendencia al alza.

También constata ese “auge muy fuerte” la directora de Alfaguara Infantil y Juvenil, Ana Vázquez, cuya editorial cuenta con los irreverentes “75 consejos para sobrevivir en el colegio”, de la española María Frisa, que lleva además pegatinas, lecciones para aprender a dibujar “chibis” y un blog. En abril saldrá la versión para superar los campamentos de verano.

Alfaguara tiene además “El diario de Sofía”, de la estadounidense Rose Cooper, y “Dark Lork”, del británico Jamie Thomson, una mezcla de “El diario de Greg” y “El señor de los anillos”.