Tráfico | T 81° H 45%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Los restos de Pablo Neruda serán exhumados para esclarecer si murió asesinado

KINT News
02/08/2013 2:32 PM
Actualizada: 02/08/2013 4:45 PM

Santiago de Chile, 8 feb (EFE).- Los restos de Pablo Neruda serán exhumados por segunda vez tras su muerte en septiembre de 1973, pocos días después del golpe militar, por decisión del juez chileno que investiga si el premio Nobel de Literatura fue asesinado.

La exhumación, según confirmaron hoy fuentes próximas a la investigación, fue ordenada por el juez Mario Carroza, que está a cargo del sumario abierto tras la denuncia por homicidio presentada por el Partido Comunista de Chile, al cual pertenecía el autor de “Canto General”.

Hasta comienzos de 2011, la versión oficial sobre la muerte de Neruda, ocurrida el 23 de septiembre de 1973, era que se debió a un cáncer de próstata.

Pero en mayo de ese año, su antiguo chófer, Manuel Araya, denunció que el autor de “Veinte poemas de amor y una canción desesperada” recibió una inyección letal en el hospital donde estaba internado, lo que suscitó la sospecha de que podía haber sido asesinado por el régimen del general Augusto Pinochet.

La denuncia motivó que el Partido Comunista, a cuyo comité central pertenecía Pablo Neruda, presentara una denuncia que fue admitida por la justicia chilena, con lo que se abrió así una investigación sobre su muerte.

En la querella además se solicitaba la exhumación de los restos del Nobel de Literatura, para verificar si fue envenenado.

En septiembre del año pasado, el juez Carroza encargó nuevos peritajes a expertos de la Universidad de Chile para determinar si era necesario ordenar la exhumación de Neruda para esclarecer la causa de su muerte.

Poco días antes se había conocido un informe del Servicio Médico Legal que apuntaba al cáncer de próstata que el ganador del Premio Nobel de Literatura 1971 padecía como la más probable causa de su muerte, de la que ahora se cumplen 40 años.

Dicho informe reducía además las expectativas de éxito de una eventual exhumación debida a elevada humedad del terreno en que actualmente está sepultado Neruda.

Desde que se conoció, la nueva hipótesis sobre el motivo del fallecimiento del poeta ha sido rechazada por la Fundación Pablo Neruda, que este viernes emitió un comunicado confirmando la realización del examen tanatológico

“Hace algunos días, la Fundación Pablo Neruda fue informada de la resolución del ministro Mario Carroza en la que se determina la exhumación del cuerpo de Pablo Neruda, sepultado junto a Matilde Urrutia en Isla Negra”, señala la declaración pública.

Según la institución encargada de administrar el legado del autor de “Residencia en la tierra”, días atrás “hubo una reunión de coordinación con el director del Servicio Médico Legal, doctor Patricio Bustos, en la que se definió el procedimiento a seguir, el que se realizará en una fecha aún por determinar”.

La Fundación Neruda, que se ha mantenido distante de la investigación judicial, declaró hoy que “confía plenamente en que la pericia se llevará a cabo con el mayor respeto y cuidado posibles” y que “contribuya a aclarar las dudas que pudieran existir respecto de la muerte del poeta”.

Pablo Neruda está sepultado actualmente junto a su esposa, Matilde Urrutia, en su casa museo de Isla Negra, una localidad del litoral central de Chile situada a 120 kilómetros de Santiago.

En diciembre de 1992, los restos de Neruda y Urrutia fueron exhumados del Cementerio General de Santiago para ser velados en el Salón de Honor del antiguo Congreso Nacional y posteriormente ser traslados a Isla Negra, como era deseo del poeta.

Los últimos días del autor de “Los versos del capitán” transcurrieron paralelos al golpe militar que encabezó el general Pinochet contra el gobierno del socialista Salvado Allende.

En febrero de 1973, Neruda había renunciado a su cargo de embajador en Francia debido a una enfermedad que se agravó tras el golpe militar del 11 de septiembre.

El 19 fue trasladado con urgencia desde su residencia de Isla Negra a Santiago, donde fue ingresado en la clínica Santa María, donde falleció tres días después.

Se da la circunstancia de que en ese mismo hospital falleció en enero de 1982 el expresidente demócrata cristiano Eduardo Frei Montalva, tras una cirugía digestiva por una hernia de hiato.

Oficialmente se dijo durante años que la muerte de Frei Montalva -padre del también expresidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle y firme opositor a Pinochet- se debió a un shock séptico tras la operación, pero tras la apertura de una investigación judicial, en diciembre de 2009, fue calificada de homicidio.