Tráfico | T 67° H 61%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Anastasiadis confía en que Chipre no estará sola en su lucha contra la crisis

KINT News
02/09/2013 3:11 AM
Actualizada: 02/09/2013 2:35 AM

Nicosia, 9 feb (EFE).- El líder conservador, Nikos Anastasiadis, favorito en los sondeos para las presidenciales del próximo día 17, está convencido de que Chipre puede salir pronto del bache y espera contar con la ayuda de sus socios europeos para superar la peor crisis económica en la historia de esta isla.

En una entrevista con Efe, Anastasiadis afirmó que “Chipre está viviendo hoy una crisis económica sin precedentes”.

“Una crisis que pone en peligro no sólo nuestro nivel de vida, sino también los cimientos de nuestra economía, que amenaza la cohesión social y, por extensión, nuestra lucha por una supervivencia nacional y una solución justa de nuestro problema político”, apuntó en alusión a la división de la isla.

El candidato conservador aseguró que en caso de ser elegido, su “gran apuesta” será “restablecer el prestigio, la credibilidad y el vigor de la economía chipriota”.

En este sentido, dejó claro que está decidido a llevar rigurosamente a la práctica los acuerdos que contemple el memorando que Chipre espera firmar con la troika internacional de acreedores.

“Quisiera transmitirle a nuestros socios europeos el mensaje de que Chipre es un estado pequeño pero responsable, que está luchando para salir de este círculo vicioso de la crisis”, recalcó.

Anastasiadis está convencido de que los socios europeos no abandonarán a su país y por eso no es casual que dirigiera su campaña electoral con el eslogan “Chipre no está sola”.

El líder conservador ya pudo experimentar un claro espaldarazo de sus socios en el grupo europeo, cuando en enero pasado se celebró una cumbre en Limassol, en la que los líderes del Partido Popular Europeo (PPE) apoyaron su candidatura.

Para el líder conservador gran parte de la responsabilidad de la crítica situación económica de Chipre recae sobre el Gobierno del comunista Dimitris Christofias.

“A pesar de nuestros reiterados avisos, pero también a pesar de los claros mensajes que recibía del extranjero y de los mercados, no tomó a tiempo las medidas necesarias para anticiparse a la crisis”, aseveró Anastasiadis.

Toda la oposición expresó su disposición a apoyar los esfuerzos del Gobierno por imponer un memorándum “nacional” antes de esperar a que la troika impusiera el suyo, afirmó.

“Pero el Gobierno de Christofias eligió caminar en solitario y el resultado fue que ha conducido a Chipre a un callejón sin salida en materia económica y lo ha dejado al borde de la quiebra”, criticó.

Con todo, Anastasiadis es de la opinión que “algunas instituciones financieras tienen también parte de la culpa. Sin duda la gestión equivocada por parte de los bancos acrecentó la crisis y nadie puede negarles su parte de responsabilidad”.

Pese a todo, Anastasiadis está convencido de que el reciente hallazgo en las aguas meridionales de su país de unas reservas de gas estimadas en 226.000 millones de metros cúbicos y los acuerdos firmados este mes con compañías internacionales para la exploración y la explotación de gas convertirían a Chipre en una fuente de riqueza energética.

“Eso sería un alivio no sólo para Chipre sino también para la Unión Europea” subrayó.

Chipre, con un producto interior bruto de unos 18.000 millones de euros, se convirtió en junio de 2012 en el quinto país de la zona del euro en solicitar ayuda financiera a la troika formada por el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo.

En noviembre de 2012, el Ejecutivo chipriota cerró un principio de acuerdo con la troika sobre un préstamo total estimado en 17.500 millones de euros. Unos 10.000 millones de euros de este dinero serían destinados al rescate del sector financiero de Chipre. Flora Alexandrou