Tráfico | T 65° H 31%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El Gobierno yemení afirma que el barco capturado con armamento es iraní

KINT News
02/09/2013 4:51 AM
Actualizada: 02/09/2013 10:18 AM

Saná, 9 feb (EFE).- El ministro del Interior del Yemen, Abdel Qader al Qahtani, afirmó hoy que el barco cargado de armas y capturado el mes pasado es de Irán, al tiempo que anunció que tomarán medidas judiciales contra sus responsables.

En una rueda de prensa, el ministro denunció que la embarcación, denominada “Yihan 2″, fue interceptada el pasado 23 de enero cuando navegaba en aguas territoriales yemeníes, frente a la costa de la provincia de Mahra, en el este del país y fronteriza con Omán.

Fuerzas de guardacostas yemeníes inspeccionaron el barco, en el que iban ocho tripulantes yemeníes a bordo y que transportaba unas 40 toneladas de armas, proyectiles y explosivos.

Según el ministro del Interior, las autoridades omaníes habían abordado previamente el barco, pero no encontraron nada y lo dejaron marchar, mientras que las fuerzas yemeníes descubrieron las armas ocultas en un estanque de combustible y cubierto con láminas de metal.

El jefe del Departamento de Seguridad Nacional yemení, Ali al Ahmadi, expresó en esa misma rueda de prensa sus dudas de que el cargamento perteneciera a comerciantes o contrabandistas, y señaló como responsable a una “fuerza organizada”, concretamente a un “órgano oficial”.

Preguntado por el origen de tal órgano, Al Ahmadi descartó que fuera yemení y apuntó a “sectores oficiales externos”, en alusión indirecta a Irán.

Por su parte, el portavoz del Ministerio del Interior, Mohmaed Al Qaedi, precisó que la carga capturada incluye armas, munición, proyectiles “katiusha” y cohetes de fabricación iraní, además de material explosivo.

“Las fuerzas de seguridad todavía están interrogando a los miembros de la tripulación”, aseguró Al Qaedi, que recordó que en mayo pasado las autoridades desbarataron otro intento de contrabando de armas iraníes.

“La captura de este barco con armas es muy grave porque si hubieran sido utilizadas en una zona residencial habrían matado a millones de personas”, subrayó Al Qahtani.

En ese sentido, el ministro del Interior advirtió de que ese cargamento “representa un peligro para la seguridad nacional yemení, por lo que el Yemen tiene el derecho de adoptar medidas judiciales contra los responsables”.

El Gobierno de Saná acusa frecuentemente a Irán de apoyar a los rebeldes chiíes, los hutíes, en el norte del país, pero Teherán lo rechaza.

Los hutíes, que dirigen una rebelión armada en el noroeste del Yemen, han librado combates desde 2004 contra las tropas yemeníes en la provincia de Saada, fronteriza con Arabia Saudí, que controlan prácticamente en su totalidad.

El presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, acusó también en octubre pasado a Irán de apoyar a movimientos separatistas en el sur del país, que se quejan de que están marginados el Gobierno de Saná.