Tráfico | T 82° H 47% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Arrestan al líder de los 19 golpistas congoleños que detenidos en Sudáfrica

KINT News
02/10/2013 7:50 AM

Johannesburgo, 10 feb (EFE).- La Policía sudafricana detuvo el viernes en Ciudad del Cabo al líder de los 19 presuntos rebeldes congoleños que preparaban en suelo sudafricano un golpe de Estado contra el presidente de la República Democrática del Congo (RDC), Joseph Kabila, arrestados la semana pasada en el país austral.

“Estamos trabajando para trasladarlo a Pretoria, donde será juzgado de los mismos cargos de los que se acusa a los 19 hombres”, dijo citado por la agencia local SAPA el capitán de la Policía sudafricana, Paul Ramoloko.

El pasado viernes, la Policía anunció que seguía buscando a dos hombres que formaban parte del grupo detenido en la provincia nororiental de Limpopo, formado por ciudadanos congoleños y un ciudadano americano de origen congoleño.

Los acusados, que iban a recibir entrenamiento militar en territorio sudafricano, comparecieron el jueves ante un tribunal de Pretoria por violar una ley sudafricana contra los complots contra gobiernos extranjeros en su suelo.

El juez les citó de nuevo para el 14 de febrero, para darles tiempo a buscarse un abogado.

Los militantes son sospechosos de pertenecer a un grupo rebelde llamado Unión de los Nacionalistas por la Renovación (UNR).

El presunto cabecilla del grupo detenido el viernes comparecerá ante el Tribunal Regional de Pretoria la próxima semana.

El conflicto en el este de la RDC se reavivó en 2012 con la formación del M23, un nuevo grupo rebelde que puso en jaque al Gobierno del país.

El M23 se hizo el pasado 20 de noviembre con el control de la estratégica ciudad de Goma, capital de la provincia de Kivu del Norte, rica en minerales y fronteriza con Ruanda.

Once días después, los sublevados, que aún controlan zonas de Kivu del Norte, abandonaron la ciudad y aceptaron una negociación con el Gobierno congoleño en respuesta a sus demandas.

La RDC está inmersa en un frágil proceso de paz tras la segunda guerra del Congo (1998-2003), que implicó a varios países africanos y tiene desplegada en su territorio una ingente misión de la ONU.