Tráfico | T 73° H 30%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El líder socialista español propone que las empresas no puedan dar dinero a los partidos

KINT News
02/10/2013 7:26 AM

Bilbao (España), 10 feb (EFE).- El líder del PSOE -principal partido de la oposición en España-, Alfredo Pérez Rubalcaba, propuso hoy para prevenir la corrupción que las empresas no puedan dar dinero a los partidos políticos y que las implicadas en casos de financiación irregular no puedan contratar con la administración.

Rubalcaba también propuso crear una unidad de asuntos internos del Estado compuesta por “hombres de negro incorruptibles” que puedan entrar por sorpresa en los despachos de los cargos públicos.

Como última medida señaló que la Audiencia Nacional sea la competente para investigar los casos de corrupción, para evitar que los procesos judiciales se alarguen y que haya sentencias “dispares” entre los diferentes tribunales.

Además de desgranar sus planes contra la corrupción, Rubalcaba emplazó al jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, a desvelar las cuentas del PP de los últimos 20 años, al considerar insuficiente que informe de sus emolumentos personales, de los que dijo con ironía: “Madre del cielo, no le ha ido mal en estos añitos”.

Rajoy hizo públicos ayer sus datos fiscales en los que consta que percibió el año pasado como jefe del Ejecutivo 49.893 euros (66.674 dólares), tras el pago de los correspondientes impuestos.

Esta cantidad es aproximadamente una tercera parte de lo que percibía desde 2004 como diputado por Madrid y presidente del Partido Popular (PP), antes de llegar al frente del Ejecutivo español, el 20 de diciembre de 2012.

Rubalcaba aseguró que las medidas que plantea el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) buscan “prevenir, investigar, corregir y dar transparencia a la vida política” a la vista de lo descubierto con el caso del extesorero del PP Luis Bárcenas y las informaciones sobre supuestos pagos ilegales a cargos de este partido.

Respecto a la publicación en la página web de la Moncloa, sede de la Presidencia del Gobierno, de las ganancias de Rajoy, lo vio insuficiente, al considerar que lo imperioso es que el PP dé a conocer cuál fue su financiación durante los 20 años en que Bárcenas estuvo al cargo de las cuentas del partido.

Luis Bárcenas está imputado desde 2009 en el llamado “caso Gürtel” sobre corrupción, tráfico de influencias y blanqueo de capitales ligado presuntamente a cargos del PP, que estalló hace cuatro años tras una operación coordinada por el entonces juez Baltasar Garzón.