Tráfico | T 78° H 20% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

La explosión de una mina antipersona provoca dos muertos en el sur de Senegal

KINT News
02/10/2013 1:30 AM

Dakar, 9 feb (EFE).- La explosión de una mina antipersona ayer causó dos muertos cerca de la localidad senegalesa de Sindia, ubicada en la región meridional de Casamance, informó hoy la emisora de radio Sud FM.

Según la fuente, las víctimas son una mujer y su niño que viajaban por una carreta de la región.

La mujer murió en el acto mientras que el niño, que resultó herido grave y sufrió la mutilación de las piernas por la deflagración, murió cuando era trasladado a la enfermería de Sindia, añadió la emisora.

Se cree que la mina fue colocada por los guerrilleros del Movimiento de las Fuerzas Democráticas de Casamance (MFDC), que llevan a cabo una rebelión armada en la zona y exigen la independencia de la región sureña.

Entre 1988 y 2011, las minas antipersona han causado en la zona al menos 787 víctimas, de las cuales 173 mortales, según un informe del Centro Nacional de Acción Anti Minas de Senegal (CNAMS).

La región de meridional de Casamance es, desde 1982, escenario de una rebelión armada que ha causado miles de muertos y forzado a decenas de miles de personas a ser evacuadas o exiliarse a los dos países vecinos, Gambia y Guinea Bissau.

En 2006, el Gobierno senegalés y el MFDC firmaron un acuerdo de alto el fuego, paso previo a unas negociaciones de paz que todavía no han comenzado debido a las discrepancias entre sectores moderados y extremistas dentro del grupo rebelde.

La resolución de la crisis de Casamance es una de las prioridades del presidente senegalés, Macky Sall, según anunció a su llegada al poder en marzo del año pasado.

Sall reiteró en junio, en un viaje a Ziguinchor, capital de la región, su voluntad de entablar un dialogo con las diferentes facciones del MFDC para lograr una salida pacífica a la crisis que afecta la región.

Sin embargo, los rebeldes del MFDC han redoblado sus ataques armados en la zona, el último de los cuales, el pasado día 2 en la localidad de Kafountine, causó cinco muertos.