Tráfico | T 62° H 67%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

La no ficción también es para niños

KINT News
02/10/2013 4:50 AM

Madrid, 10 feb (EFE).- Con el fin de “cultivar el arte de leer” y saciar “la maravillosa curiosidad de los niños”, pero “sin dedo pedagógico”, nace “Nos Gusta Saber”, una colección “amplia, coherente y de calidad” ideada por Michi Strausfeld, nombre clave en la edición de literatura infantil y juvenil en lengua española.

Una colección sin igual, según Strausfeld, encuadrada en el sello “Las Tres Edades”, de la Editorial Siruela, que arranca el 15 de febrero con dos volúmenes: “70 preguntas curiosas sobre el mundo que nos rodea y sus asombrosas respuestas”, recopiladas por Martin Gent, y “El fantástico viaje al Big Bang. La astronomía desde Galileo hasta los agujeros negros”, de Jüngen Teichman y Katja Wehner.

Y unas semanas más tarde se añadirá a la lista de “Nos Gusta Saber” la obra “Explora. Las expediciones más peligrosas de todos los tiempos”, de Deborah Kespert.

Se trata de tres libros encuadrados en la literatura de no ficción para niños y adolescentes, pero que en realidad, como subraya Strausferd, son susceptibles de atraer a un lector “de 8 a 88 años”, que es el lema de “Las Tres Edades” que fundó en otoño de 1990 por encargo de Jacobo Fitz-James Stuart Martínez de Irujo, hijo de la duquesa de Alba.

“Hay que tratar a los niños con seriedad y sin dedo pedagógico”, mantiene esta alemana de Recklingshausen, una ciudad de la región del Ruhr, que estudió filología inglesa, francesa e hispánica en Colonia y que vive desde 1968 entre Barcelona y Berlín.

Tratar al niño con seriedad, como un lector a parte entera, “con textos serios, profundos” que despierten su “imaginación” y estimulen su “maravillosa curiosidad” ha sido siempre la divisa de esta reconocida editora y antóloga, a quien los medios alemanes llaman “la gran dama de la literatura latinoamericana”.

No en vano fue ella quien dio a conocer a Julio Cortázar, Juan Carlos Onetti, Guillermo Cabrera Infante, Juan Rulfo o Mario Vargas Llosa en Alemania a través de la prestigiosa Suhrkamp, para la que trabajó entre 1974 y 2008.

Paralelamente, de 1997 a 1989 dirigió la colección Infantil y Juvenil de Alfaguara y estuvo detrás de todo un hito: convencer a autores “serios” latinoamericanos para escribir para niños, lo que contribuyó a dar un estatus literario desconocido hasta entonces en las letras hispanas a la literatura infantil.

De su mano, pero ya en Siruela, “El mundo de Sofía”, de Jostein Gaarder, una obra de culto para comprender la filosofía occidental, se editó en español.

De ese fondo editorial de “Las Tres Edades” se reeditarán para “Nos Gusta Saber” algunos de sus clásicos con el fin de darles “un poco más de visibilidad”, explica su directora.

Son libros de música, arte, literatura, animales, religiones, matemáticas y ciencia, y del mundo en que vivimos que son “muy importantes y muy necesarios” y que en la mayoría de los casos han alcanzado la categoría de “grandes clásicos”, según Strausfeld.

Libros como “El diablo de los números”, de Hans Magnus Enzensberger, para perderle el miedo a las matemáticas; “El viaje de Teo”, de Catherine Clément, sobre las religiones más importantes del mundo; o “El maestro invita a un concierto”, de Leonard Bernstein, en el que el prestigioso compositor y director de orquesta acerca varios conciertos a lectores de todas las edades.

También están “La vida de los grandes artistas”, de Charlie Ayres; “El mundo de los animales”, de Desmond Morris”; “Historia de la música para niños”, de Monika y Hans-Günter Heumann o “La vuelta al mundo de un forro polar rojo”, de Wolfgang Korn.

Este último, que obtuvo el premio alemán al mejor libro juvenil de divulgación científica en 2009, y que fue editado en español con gran éxito por Siruela fue “quizá el detonante” que hizo germinar la colección “Nos Gusta Saber”, según Strausfeld.

“Ahí hemos visto -señala- que los tiempos cambian y que hay mucho interés por estos libros” de no ficción.

Todos estos libros se irán reeditando poco a poco para incorporarse, en diferentes formatos, en la colección “Nos Gusta Saber” junto a nuevas publicaciones, a razón de tres o cuatro al año. Hoy por hoy, la lista de títulos, de uno u otro tipo, alcanza la veintena, pero no está cerrada, explica.

“Hay un gran abanico”, pero con la ambición común de despertar la imaginación de los niños y responder a sus inquietudes, sin que “se asocien con libros de texto”. “Es otra cosa”, dice. Catalina Guerrero.