Tráfico | T 70° H 57%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Los Bafta consagran a “Argo” como la gran favorita a los Óscar

KINT News
02/10/2013 3:20 PM
Actualizada: 02/10/2013 3:55 PM

Londres, 9 feb (EFE).- La película “Argo” de Ben Affleck se consagró esta noche como la gran favorita a los Óscar al imponerse en las grandes categorías en los premios del cine británico Bafta frente a “Lincoln” de Steven Spielberg.

A solo dos semanas de los grandes premios de Hollywood, la Royal Opera House de Londres acogió una ceremonia presentada por el británico Stephen Fry que estuvo llena de sorpresas.

“Argo” se llevó a casa algunos de los premios más importantes, los de mejor película, director y montaje, lo que obligó a subir a Ben Affleck en dos ocasiones al escenario.

“Es una segunda oportunidad que me ha dado la industria, estoy tremendamente agradecido y orgulloso”, aseguró el director, que se mantuvo en silencio al recoger el premio a mejor película.

En su lugar hablaron los productores de la cinta, George Clooney y Gran Heslov, que alabaron el trabajo de Affleck y se preguntaron qué hará en su “tercer acto” después de “Argo”.

“Lincoln” fue la gran perdedora de la noche ya que, pese a encabezar las nominaciones con un total de diez, sólo consiguió un premio.

La Academia británica solo reconoció el trabajo de Daniel Day-Lewis como Abraham Lincoln en la cinta sobre el presidente estadounidense que abolió la esclavitud, firmada por Steven Spielberg.

Day-Lewis bromeó sobre los rumores que le señalaban como favorito y destacó al resto de nominados, Ben Affleck, Bradley Cooper, Joaquin Phoenix y Hugh Jackman, de quienes dijo que merecían el premio “tanto o más” que él.

Emmanuelle Riva, de 85 años, ganó el galardón a mejor actriz por “Amour”, el demoledor drama sobre la vejez de Michael Haneke, que también se llevó el Bafta a mejor película de habla no inglesa, si bien ninguno estuvo presente en la gala.

La triunfadora de la noche por número de premios fue “Les Misérables”, que acumuló cuatro: mejor maquillaje, mejor edición de sonido, mejor actriz secundaria y mejor diseño de producción.

Como se esperaba, Anne Hathaway recogió el premio a mejor actriz de reparto por su interpretación en el musical de manos de George Clooney, que superó la enésima broma sobre su atractivo físico por parte de Fry, muy activo en sus dardos hacia los actores.

Hathaway agradeció a sus compañeros su “inmenso corazón de oro” y destacó a Hugh Jackman, con quien ya cantó en los Óscar de 2008, la primera vez que ambos cantaron juntos.

“Skyfall”, la última cinta de la saga de James Bond, también rompió los pronósticos al lograr el premio a mejor película británica.

Su director, Sam Mendes, aprovechó para agradecer al protagonista, Daniel Craig, su “valentía y amistad” a la hora de llevar adelante el rodaje.

No fue el único premio para la cinta, que también ganó el Bafta a mejor banda sonora original.

Los españoles no tuvieron buena estrella y tanto Javier Bardem, nominado a mejor actor de reparto, como Paco Delgado, en el apartado de mejor vestuario, tuvieron que conformarse con aplaudir desde el patio de butacas.

Bardem, que ganó un Bafta en 2008 por “No Country For Old Men”, fue derrotado por Christoph Waltz, cazarrecompensas en “Django Unchainted”, uno de los más ovacionados de la gala por su discurso de agradecimiento.

“Todo empieza y termina con Quentin. Más allá de todo y todos quiero darte las gracias por tu confianza incondicional, demonio”, dijo el actor austríaco, que provocó la risas del público.

La misma suerte que Bardem tuvo Paco Delgado, responsable del vestuario de “Les Miserables”, que vio cómo “Anna Karenina” se llevaba el ansiado trofeo por los trajes que resucitaron la Rusia zarista.

Quentin Tarantino subió al escenario para recoger el Bafta a mejor guión original por “Django Unchained” y aprovechó su discurso para agradecer a sus actores que “acometieran la tarea de enfrentarse a sus diálogos” marcados en esta película por el fuerte acento del sur estadounidense.

En la categoría de mejor guión adaptado triunfó “Silver Linings Playbook” único premio que cosechó de los tres a los que aspiraba y que justificó su éxito en la base “emocional” a la que apela su historia.