Tráfico | T 81° H 42% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El artista español Javier Velasco exhibe en Miami el arte del suicidio

KINT News
02/21/2013 12:05 PM
Actualizada: 02/21/2013 11:26 AM

Miami (EEUU), 21 feb (EFE).- El artista multidisciplinar español Javier Velasco exhibe desde hoy en Miami su trabajo “Precipitados”, una combinación de instalaciones y piezas de fotografía y pintura que reflejan su visión reflexiva e irónica sobre el “suicidio” de los creadores en el mundo actual del arte.

La exposición, que permanecerá abierta hasta el 21 de abril, propone al espectador un insólito acercamiento al proceso de creación del artista de hoy, una reflexión limpia y lúcida, despojada de todo artificio, sobre los deseos y sueños frustrados de todo creador.

Sin carga de amargura ni dramatismo, Velasco muestra en las doce piezas inéditas expuestas en la galería Buzzart del distrito de Wynwood, el emergente barrio artístico de Miami, los desafíos con que se enfrentan los artistas, seres que, según dijo a Efe, se “precipitan” al vacío “por amor al arte, tras un sueño inalcanzable”.

Los numerosos problemas que afronta actualmente el artista para desarrollar y colocar su obra en el mercado le fuerzan “metafóricamente” a morir por “amor al arte”, a cometer un “suicidio artístico” para renacer con ideas renovadas.

En ese contexto, Velasco (Cádiz, 1963) capta la atención del espectador con lienzos de grandes dimensiones en los que se contempla al propio artista precipitándose al vacío sobre espacios relacionados con el mundo del arte, como museos o galerías de prestigio mundial.

La idea seminal y el “cuerpo teórico” de la exposición surgió de la lectura del libro “El arte del suicidio” de Ron M. Brown, del que partió el artista para plasmar una “visión romántica del arte en una situación deprimente como la actual, cargada de incertidumbre, mucho más para la creación y el arte contemporáneo”, aseveró.

Velasco retoma de manera irónica y poética, casi humorística, el oscuro suceso del suicido para alumbrar una visión creativa en la que ese acto “es aquí una reflexión sobre los sueños inalcanzables de todo artista”, de su lucha por “acceder al mercado y encontrar ayuda para seguir con tu proceso de creación”.

Y es que “el arte auténtico es siempre una forma de precipitarse al vacío”, de asumir “en soledad riesgos y nunca saber cómo va a ser aceptada tu obra”, resaltó. Por eso, enlazó, la palabra “exposición significa exponerse. Exponerse a lo bueno y lo malo, al éxito y al fracaso”.

El artista se ayudó de Google para ubicar zonas y espacios artísticos como el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid o el Museo Guggenheim de Bilbao para luego, partiendo de la fotografía y la vista satélite, pintar directamente en acrílico.

Es el propio Velasco, su figura pintada y superpuesta, el que en cada una de las piezas expuestas se precipita al vacío sobre la zona recreada en cada pintura.

“Cuando uno se precipita de esta manera metafórica al vacío soñado, también te precipitas hacia tu mundo interior”. Se trata de un “juego irreal, una exposición llena de guiños, de que lo aparente no es la realidad”.

La exposición también muestra varios “precipitados móviles”, una irónica apelación a artistas que le han influido en su carrera, como el francés Marcel Duchamp. Estas instalaciones de Velasco muestran a la figura del autor recortada y prendida de un alambre al cuadro y suspendida en el aire.

Detrás de todas las piezas expuestas en esta muestra hasta el próximo 30 de marzo subyace la idea de la “fragilidad” del arte, de la “situación tan inestable para el creador, de crisis”.

En ningún caso esta exposición es una apelación al suicido. “No hay drama, todo tiene un matiz irónico o divertido”, apuntó Velasco, y aseguró que en “estos momentos de saturación informativa” y de crisis económica, el “artista se ha convertido casi en un animal en peligro de extinción”.

Además de abrir hoy su muestra en Buzzart, el próximo 27 de febrero se inaugura en el Frost Art Museum de Miami la instalación “Deep Blue”, encargada expresamente a Velasco por este museo. Allí ha creado un complejo diseño de cristal azul suspendido del techo aprovechando la amplitud de la entrada.

Así Velasco mostrará su obra en dos muestras simultáneas en Miami, donde ya llamó la atención el pasado diciembre en el marco de Art Basel Miami, cuando presentó “El Séptimo Círculo” en el Centro Cultural Español.