Tráfico | T 76° H 42%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El líder norcoreano Kim Jong-un dirige una maniobra con fuego de artillería

KINT News
02/21/2013 8:59 PM
Actualizada: 02/22/2013 3:55 AM

Seúl, 22 feb (EFE).- El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, ha dirigido un ejercicio de artillería con fuego real del Ejército en el que alentó a los soldados a permanecer “preparados para el combate”, informó hoy la agencia estatal KCNA.

Las maniobras se llevaron a cabo en un momento en el que el régimen comunista celebra el éxito de su tercera prueba nuclear, llevada a cabo hace apenas diez días.

“Armas de artillería de diversos tipos abrieron fuego a la vez con el sonido de la corneta” tras la orden del dirigente norcoreano, detalló KCNA.

Kim Jong-un, que a sus 29 o 30 años -según estimaciones- ostenta el máximo poder en el partido único y en el Ejército del país como mariscal y “comandante supremo”, pidió a los soldados permanecer “en todo momento preparados para luchar contra los enemigos”.

El dictador destacó que los militares “están completamente decididos a responder al fuego con fuego y a aniquilar sin piedad a los agresores si penetran un solo centímetro” en territorio norcoreano, a tiempo que instó a los soldados a reaccionar con “duros golpes de represalia sin piedad” ante cualquier provocación.

La información de KCNA, que no reveló la fecha de esta visita del dirigente norcoreano, llega un día después de que la agencia norcoreana informara de una inspección de Kim en una unidad de la Fuerza Aérea y de Defensa Antiaérea, donde repartió regalos entre los efectivos.

Expertos surcoreanos destacan que el líder del Norte ha reanudado sus habituales visitas a unidades del Ejército, orientadas a potenciar la fidelidad de militares y ciudadanos, tras regresar la normalidad al país después del lanzamiento de un cohete de largo alcance en diciembre y la más reciente prueba nuclear.

Corea del Norte detonó el pasado martes 12 un dispositivo nuclear en un túnel subterráneo de la base de Punggye-ri, al noreste del país, en su tercer ensayo atómico tras los realizados en 2006 y 2009.

El régimen de Kim Jong-un, cuya nueva prueba nuclear ha recibido la condena de gran parte de la comunidad internacional, justificó la acción como una medida para elevar su poder disuasorio frente a las “hostilidades” de su “enemigo” EE.UU.