Tráfico | T 39° H 46%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Calin Peter Netzer dice que el cine rumano solo vende si es triste

KINT News
02/22/2013 7:10 AM

Bucarest, 22 feb (EFE).- Contar historias tristes vende. Al menos ese es el filón del que tira el cine rumano, según Calin Peter Netzer, director de “Pozitia copilului” (Child’s Pose), la flamante ganadora del Oso de Oro en el Festival de Berlín.

“Hacer otro género de película, cómico o comercial, aún no merece la pena porque no se gana dinero”, reconoce Netzer en una entrevista con Efe.

El director se refiere a las dificultades del cine en Rumanía, donde incluso las películas de éxito apenas logran atraer a más de 80.000 espectadores.

“Ni siquiera sacas dinero para promocionar el filme si no logras atraer a espectadores potenciales”, prosigue el director de 37 años, que está viviendo un momento dulce tras su éxito en la capital alemana.

Netzer señala que sería posible rodar una película más comercial o con otra temática destinada al público rumano, pero duda de que ese proyecto tuviera salida al exterior.

Respecto a esa etiqueta de cine triste que se ha colgado a las producciones rumanas, muchas de ellas triunfadoras en certámenes de prestigio en los últimos años, Netzer recuerda que los directores de su país “hablan de lo que saben”.

El argumento de “Child’s Pose” es un ejemplo de ello. Aunque inspirada vagamente en una familia inglesa residente en la Costa del Sol, Netzer trasladó la historia a la realidad de su país, el segundo más pobre de la Unión Europea y donde la corrupción sigue siendo un grave problema.

Es en ese entorno en el que se cuenta la complicada relación entre un hijo, metido en un grave problema, y una madre dominante, que usa su dinero e influencias para protegerlo.

“Solo deseábamos que aconteciera en Rumanía para que entendiéramos mejor el problema”, explica.

En ese sentido, el cineasta recurrió al abismo que existe todavía entre la clase alta y la masa empobrecida en Rumanía para acentuar un drama freudiano.

“Desde el punto de vista dramático, necesitamos la discrepancia entre el espectro social y la corrupción, pero el tema sigue siendo la relación entre la madre y su hijo”, señala Netzer, quien subraya que el hilo conductor de la cinta es “el complejo de Edipo”.

“No se trata a la fuerza de una historia triste, sino de una relación patológica que aborda un drama psicológico”, indica.

Así, el triunfador del Festival de Berlín destaca la parte humana al final de la película, ya que “se termina con una conversación de madre a madre; las desigualdades entre las familias se disuelven, ya que se negocia a nivel humano.”

Tras la alegría y el impacto que le ha supuesto ganar el Oso de Oro, Netzer se halla ahora a la caza y captura de un distribuidor estadounidense para que les apoye de cara a una futura nominación a los Premios Oscar como mejor película en lengua no inglesa.

“Estamos negociando con una empresa importante con la que esperamos alcanzar pronto un acuerdo para hacer ‘lobby’”, explica el laureado cineasta.

Pese a reconocer que el camino es largo, el director no descarta verse un día pisando una alfombra roja en Hollywood. “Por lo visto, hay muchas oportunidades”, asegura.