Tráfico | T 80° H 58%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El papa advierte del mal, del sufrimiento y de la corrupción ante la Curia

KINT News
02/23/2013 12:30 PM

Ciudad del Vaticano, 23 feb (EFE).- Benedicto XVI afirmó hoy que “el maligno intenta siempre ensuciar la creación de Dios” a través “del mal de este mundo, el sufrimiento y la corrupción”, ante los miembros de la Curia romana y el cardenal Gianfranco Ravasi, director de los ejercicios espirituales.

“Oscuridad y suciedad. El mal trabaja para ensombrecer, para ensuciar la belleza de Dios”, aseveró el papa Ratzinger que el 28 de febrero renunciará a su Pontificado, tras una semana de ejercicios espirituales en la capilla “Redemptoris Mater” del Vaticano.

“Pero de la oscuridad y del fango -continuó- se emerge con la fe que ayuda a encontrar la brújula entre las tinieblas, la mano de Dios, para redescubrir el amor y la verdad”, agregó.

Y se refirió al Dios que crea el mundo para ver al final que “todo es muy bonito”, dijo.

Todo ello, afirmó el papa, “está en contradicción con el mal en este mundo, el sufrimiento, la corrupción (…) como si el diablo quisiera contaminar permanentemente la creación, para contradecir a Dios y pelear su verdad y su belleza”.

Tras la experiencia espiritual de estos días, el papa Benedicto XVI agradeció a la Curia por estos ocho años en lo que han llevado con él, “con gran competencia, afecto, amor, fe, el peso de ministerio petrino”.

Después, en su primera aparición después una semana de ejercicios espirituales, el papa recibió en audiencia privada de poco más de media hora al presidente de la República de Italia, Giorgio Napolitano y a su esposa.

Benedicto XVI dijo a Napolitano, que rezará por Italia, le agradeció su amistad y expresó sus mejores deseos para el bien de Italia, “particularmente en estos tiempos”.

Napolitano trasladó la gratitud del pueblo italiano hacia el magisterio que ha desempeñado Benedicto XVI y aseguró al pontífice dimisionario que la gratitud y el afecto del pueblo italiano le acompañarán en los próximos años.

Por otro lado, la Secretaría de Estado de la Santa Sede rechazó hoy los “intentos de condicionar a los cardenales, con vistas al cónclave con la difusión de noticias a menudo no verificadas o verificables y por lo tanto, falsas, con gran daño a personas e instituciones”.

La Secretaría de Estado de la Santa Sede, mediante una nota publicada en la página web de Radio Vaticana, recordó que “la libertad” del Colegio Cardenalicio, “cuya misión es la de proporcionar un nuevo papa a la Iglesia Católica, siempre ha sido defendida por la Iglesia, para asegurar una elección basada únicamente en decisiones en pro de la Iglesia”.

El modo actual en el que se intenta influir en los cardenales ha cambiado -señala- y, en la actualidad, “se intenta alterar a la opinión pública mediante argumentos y valoraciones que no recogen el sentir espiritual que la Iglesia está viviendo”.

“Es deplorable que, según se acerca la fecha del cónclave, se multiplique la difusión de noticias a menudo no verificadas que causan un gran daño a la institución y a sus integrantes”, concluyó.

Por su parte, el portavoz vaticano, el jesuita Federico Lombardi, también denunció hoy la existencia de las mismas presiones que lamenta la Secretaría de Estado, para condicionar el libre ejercicio de voto en el cónclave, ya que varios cardenales están siendo “considerados indeseables por una razón o por otra”.

Además de un editorial escrito hoy para la Radio Vaticana, en el que Lombardi refiere que “el camino de la Iglesia en las últimas semanas del pontificado del papa Benedicto XVI, hasta la elección del nuevo papa a través de la Sede Vacante” y el cónclave, es “muy difícil, dada la novedad de la situación”, el jesuita compareció en una breve rueda de prensa en El Vaticano.

Lombardi aseguró que no todos los medios de comunicación pueden ser acusados de publicar rumores, pero indicó que sí es el caso de algunos italianos y de varios extranjeros que continúan difamando, son noticias que hablan de una “forma negativa y premeditada”.

Y llamó a los medios de comunicación a informar con mesura sobre todo lo que acontece en la Iglesia católica.