Tráfico | T 77° H 62%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

11 líderes africanos firman un acuerdo para pacificar la RDC

KINT News
02/24/2013 9:44 AM
Actualizada: 02/25/2013 6:50 AM

Adis Abeba, 24 feb (EFE).- Los líderes de 11 países africanos y representantes de cuatro organizaciones regionales e internacionales firmaron hoy un acuerdo para pacificar la República Democrática del Congo (RDC) y la región de los Grandes Lagos.

Denominado “Marco de Paz, Seguridad y Cooperación para la RDC y la Región”, este nuevo acuerdo, firmado en la sede de la Unión Africana (UA), en la capital etíope, se centra en poner fin a las intromisiones en sus problemas del resto de los países de la zona.

Asimismo, con el acuerdo se crean dos organismos de supervisión para asegurarse de que los 11 países firmantes -Angola, Burundi, República Centroafricana, la República del Congo, la RDC, Sudán del Sur, Sudáfrica, Tanzania, Ruanda, Uganda y Mozambique – cumplen con este compromiso de no interferencia.

“La firma del acuerdo constituye un acontecimiento importante en sí mismo. Pero es solamente una estrategia amplia que requerirá de un compromiso continuado”, aseguró el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, durante la ceremonia celebrada hoy en Adis Abeba.

En la firma del acuerdo también participan la ONU, la UA, la Conferencia Internacional de la Región de los Grandes Lagos (ICGLR) y la Comunidad para el Desarrollo de África Meridional (SADC).

En este acuerdo, la ONU se ha comprometido a desplegar una brigada de intervención denominada Fuerza Neutral Internacional (NIF, sus siglas en inglés), integrada por soldados de países de la región.

La brigada estará bajo el mandato de la Misión de la ONU en la RDC (MONUSCO) y complementarán así a sus efectivos, que han sido criticados en numerosas ocasiones por su falta de acción armada ante los constantes conflictos de la zona.

“Esta será una brigada que impondrá la paz. Dependiendo de la situación sobre el terreno, la brigada recibirá órdenes específicas”, explicó Ban en una rueda de prensa tras la firma del acuerdo.

Los 19.000 soldados que forman la MONUSCO han estado presentes en la RDC los últimos 12 años y se ha mostrado poco efectivos en la prevención del conflicto del este del país, e incluso han sido descritos como “turistas militares” por el presidente de la vecina nación de Uganda, Yoweri Museveni.

Con cerca de unos 4.000 soldados, la NIF se desplegará en el este de la RDC para luchar contra los rebeldes del Movimiento M23, de las Fuerzas Nacionales de Liberación (FNL), las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda y las Fuerzas Democráticas Aliadas-Ejército Nacional para la Liberación de Uganda (ADF-NALU).

Estos grupos rebeldes, que son solo algunos de los cientos que actúan en la RDC, llevan a cabo sus acciones también en Burundi, Ruanda y Uganda, y por lo tanto amenazan la estabilidad de la región de los Grandes Lagos.

El último de los grupos rebeldes en desestabilizar la RDC y la región de los Grandes Lagos fue el M23, que el pasado mes de noviembre se hizo con el control de la importante ciudad de Goma y amenazó con avanzar hasta Kinshasa.

Finalmente, retiró sus tropas al recibir un compromiso por parte del Gobierno congoleño de negociar sus peticiones, algo que actualmente tiene lugar en conversaciones que aun se celebran en Kampala.

Según el Comisario de Paz y Seguridad de la UA, Ramtane Lamamra, ya se han iniciado los preparativos para el despliegue de la NIF, a la que ya ha confirmado su contribución Tanzania, mientras que se espera que países del África meridional, como Namibia, Sudáfrica o Mozambique también contribuyan con tropas.

“La firma de este acuerdo significa que nos hemos comprometido a poner un punto y final a los actos deplorables que suceden en nuestro país”, dijo a los firmantes el presidente de la RDC, Joseph Kabila.

El tratado se firmó tan sólo dos días después de que el jefe de la MONUSCO, Roger Meece, denunciara ante el Consejo de Seguridad de la ONU “los preocupantes incidentes” que se han venido produciendo últimamente en la RDC.

“La situación ha alcanzado dimensiones alarmantes, está afectando a una región geográfica cada vez más amplia y ya está causando una importante crisis humanitaria”, aseguró Meece.

Por su parte, la Unión Europea se felicitó por el acuerdo de paz firmado hoy por varios países africanos para pacificar el este de la República Democrática del Congo (RDC) y que significará “un nuevo comienzo” para la zona.

“Creemos que esta es una oportunidad para un nuevo comienzo en la región y su gente, que ha sufrido demasiado”, señalaron en un comunicado conjunto la alta representante para la UE, Catherine Ashton, y el comisario europeo de Desarrollo, Andris Piebalgs.

La RDC se encuentra inmersa todavía en un frágil proceso de paz tras la segunda guerra del Congo (1998-2003), que implicó a varios países africanos y cuyas consecuencias aún se dejan sentir con sublevaciones como la del M23.

Ese conflicto, el más sangriento desde la II Guerra Mundial, ha causado más de 5 millones de muertes.