Tráfico | T 70° H 31%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Bahskim Shehu regresa al oscurantismo albanés y a su propio pasado

KINT News
02/24/2013 10:25 AM

Tirana, 24 feb (EFE).- El escritor albanés Bashkim Shehu ha regresado a su tierra natal para presentar su última obra, un viaje a los episodios más oscuros del comunismo, y con ello a su propio pasado: el autor nacionalizado español es hijo de quien fue primer ministro de Albania durante casi tres décadas, Mehmet Shehu.

En “El juego, el hundimiento del cielo”, Shehu, residente en Barcelona desde 1997, mezcla la ficción literaria con hechos históricos; es una denuncia del pasado comunista de Albania a través del drama psicológico del joven Aleks Krasta y sus conflictos con la autoridad del padre, el poder y Dios.

La obra describe las persecuciones masivas de miles de albaneses, personificadas en la figura de Krasta, que pasa años de su vida en la cárcel debido a que su padre fue considerado enemigo de la patria.

“La dictadura en Albania ha sido la más cruel de Europa debido a la personalidad brutal de su líder, Enver Hoxha, y el atraso histórico y social del país”, declaró Shehu a Efe en Tirana.

Pese a que el autor sostiene que no es una novela autobiográfica y los personajes son irreales, Krasta sufre una persecución parecida a la que él mismo vivió en carne propia en la década de los años 80, tras el suicidio se su padre, caído en desgracia con el régimen comunista.

Bashkim y su hermano Skender, son los dos hijos supervivientes de Mehmet Shehu, primer ministro albanés desde 1954 hasta 1981, quien en 1981 se suicidó en su casa.

Considerado mano derecha del dictador Enver Hoxha durante treinta años y como su potencial sucesor, Shehu pasó repentinamente a convertirse en enemigo del régimen y fue acusado de traidor y agente de servicios secretos de Estados Unidos, Rusia y Yugoslavia.

Al mejor modo estalinista, Hoxha emprendía frecuentemente campañas para “depurar el partido” de los traidores. En una de esas, le tocó el turno a Shehu.

Tras su muerte, toda su familia fue enviada a la cárcel, donde su viuda, Fiqiret, falleció y su hijo mayor se suicidó.

Los restos mortales de Mehmet fueron hallados por sus familiares veinte años después de su fallecimiento en los pies de un puente en un pueblo cercano a Tirana.

El autor narra también la historia de los clérigos albaneses perseguidos por Hoxha, quien en 1967 prohibió todas las prácticas religiosas y convirtió Albania en el primer país ateo del mundo.

En el libro destacan episodios reales del cierre de las iglesias y mezquitas en aquel año, y la introducción en 1947 de armas en un convento franciscano por los agentes del servicio secreto, Sigurimi, con el fin de acusar a los sacerdotes de rebelión armada contra el régimen y fusilarlos.

Otro tema es la venganza. El joven, tras enterarse de la persecución y las torturas de su amigo sacerdote en la cárcel, decide vengarse de su torturador.

“Aquel tiempo (la dictadura) es una mina muy rica para hacer literatura”, indicó Shehu, que durante 10 años ha sido asesor en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona y actualmente se dedica a diferentes proyectos culturales y a la traducción.

Es autor de varias novelas traducidas a siete lenguas, entre ellas “Confesión junto a una tumba vacía” y “El último viaje de Ago Ymeri”, publicadas ya en español y catalán.

Confiesa que se siente “más en casa y tranquilo” en España que en Albania, donde le vienen sentimientos contradictorios y muchos recuerdos.

Además con España tiene un vínculo especial. Su padre fue uno de los 50 brigadistas albaneses que en 1936 se marcharon a luchar contra el fascismo.

Mimoza Dhima.