Tráfico | T 54° H 55%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Netanyahu ordena transferir impuestos a la ANP para calmar los ánimos

KINT News
02/25/2013 1:45 AM

Jerusalén, 25 feb (EFE).- El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ordenó transferir a la ANP todos los impuestos que le adeuda para tratar de calmar los ánimos en Cisjordania y sofocar las protestas populares a raíz de la muerte el sábado de un preso palestino en la prisión de Meguidó.

Netanyahu ordenó devolver todo el dinero que se le adeuda a la ANP desde que congeló las transferencias como respuesta al reconocimiento de Palestina como estado en la Asamblea General de la ONU, en noviembre, informa hoy el diario Yediot Aharonot.

El mes pasado Israel transfirió a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) 100 millones de dólares a cuenta de los impuestos de diciembre y tenía congelados hasta ahora los impuestos de enero.

El dinero, que Israel recauda para la ANP de palestinos que trabajan en su territorio y de productos que pasan por puertos israelíes, debe ser entregado todos los días 5 del mes siguiente.

Según el diario, Netanyahu ha ordenado la devolución del dinero como gesto “excepcional” para que la ANP pueda pagar a las fuerzas de seguridad y colabore en sofocar las protestas que ha originado la muerte de Arafat Yaradat, el sábado, en una prisión israelí.

Yaradat, que será enterrado hoy en la aldea del sur de Cisjordania donde residía, falleció tras permanecer varios días en prisión, según un informe preliminar israelí, de un infarto al corazón.

La autopsia posterior realizada en Israel bajo supervisión de un médico palestino no es concluyente y las partes no se ponen de acuerdo sobre las razones de la defunción.

Según el médico palestino Saber Al Aloul, director del Instituto de Medicina Forense y profesor de la Universidad Al Quds, el cadáver presentaba hematomas y fracturas que indican que Yaradat fue torturado por Israel.

Por su parte, los dos médicos israelíes que practicaron la autopsia aseguran que los indicios no son concluyentes porque las magulladuras y roturas de dos costillas pudieron haber sido causadas durante los intentos de reanimación.

Un comunicado del Ministerio de Salud de Israel pide esperar a los resultados de las pruebas toxicológicas y microscópicas para establecer las razones de la muerte.

Miles de palestinos salieron a las calles de Cisjordania para protestar contra Israel y 4.500 presos palestinos en prisiones israelíes rechazaron ayer comer sus alimentos.

El Gobierno de Netanyahu teme que el entierro hoy desencadene una ola de violencia que ni las fuerzas de seguridad de la ANP ni las de Israel puedan controlar y que conduzca a una tercera intifada.