Tráfico | T 77° H 29%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Desplazados guatemaltecos acuerdan con Gobierno su repatriación desde México

KINT News
02/26/2013 4:35 PM

México, 26 feb (EFE).- Los pobladores desplazados de la comunidad guatemalteca de Nueva Esperanza, refugiados en el sur de México, llegaron a un acuerdo con el Gobierno de su país para ser repatriados el próximo 28 de febrero, informaron hoy organizaciones no gubernamentales.

La comunidad de Nueva Esperanza fue evacuada por la fuerza en agosto de 2011 y sus habitantes cruzaron la frontera y se refugiaron en suelo mexicano, donde han vivido “en condiciones críticas”, indicó la Misión Civil de Observación, integrada por 10 organizaciones de derechos humanos de México.

La Misión indicó en un comunicado haber documentado “la desatención de los Gobiernos de Guatemala y de México, el incumplimiento de obligaciones de asistencia humanitaria e incluso el hostigamiento hacia las y los pobladores desplazados”.

“El deterioro de las condiciones incluso ocasionó la muerte de una niña y puso en riesgo la vida de las y los pobladores, la mayoría niñas y niños”, abundó.

Unos 300 guatemaltecos han estado refugiados en México en precarias condiciones humanitarias y situación migratoria incierta desde su desplazamiento el 23 de agosto de 2011 de la comunidad Nueva Esperanza, ubicada en una reserva natural protegida en el norteño departamento guatemalteco de Petén.

Según argumentó en su momento el Gobierno guatemalteco, el objetivo del desalojo era recuperar áreas que estaban en poder del narcotráfico.

Asimismo, las autoridades guatemaltecas negaron la versión de las organizaciones humanitarias en el sentido de que se usó violencia para desalojar a los habitantes, y aseguraron que la operación se desarrolló con una orden judicial y respetando los derechos humanos.

Las organizaciones, entre ellas el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez y la Red de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos, se congratularon del acuerdo de los desplazados con las autoridades guatemaltecas.

“Sin embargo, a unos días de la fecha acordada nos parece indispensable que el proceso de retorno a su patria, reubicación y establecimiento se realice con plena seguridad para la comunidad, garantizando que las decisiones se tomen conjuntamente con la propia comunidad, evitando que se les impongan condiciones o rutas que entorpezcan el proceso”, señalaron.

Indicaron que la Misión Civil acompañará a los desplazados hasta la línea fronteriza y que una comisión los acompañará “hasta el lugar en el que se reubicarán, en (el departamento de) el Petén”.

El texto expuso que se prevé que la salida sea el 28 de febrero a las 07.00 hora local (13.00 GMT), pero indicó que los desplazados están inquietos porque aún no tienen confirmación acerca de la ruta que seguirán y cuál será el punto por el que cruzarán, aunque se espera que sea por El Ceibo.

La Misión exigió a los Gobiernos de Guatemala y México que garanticen en todo momento la seguridad de los desplazados y de quienes les acompañen.

Igualmente, demandaron al Gobierno de Guatemala “garantizar que la comunidad cuente con las condiciones que permitan a este pueblo establecerse y vivir con dignidad”.

“Exigimos, asimismo, respetar y abstenerse de obstaculizar la labor de la Misión Civil, que realizará una labor de observación amparada en el derecho y el deber de todos los individuos de promover y defender los derechos humanos”, puntualiza el comunicado.