Tráfico | T 64° H 67%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El grupo rebelde congoleño M23 rechaza el acuerdo de paz firmado en Adis Abeba

KINT News
02/26/2013 12:45 PM

Kinshasa, 26 feb (EFE).- El movimiento rebelde congoleño M23 rechazó hoy el acuerdo para pacificar la República Democrática del Congo (RDC) firmado el pasado domingo por once mandatarios africanos y cuatro organizaciones internacionales, y reafirmó su intención de continuar las negociaciones de paz que tienen lugar en Kampala.

“Seguimos apoyando las conversaciones y las negociaciones, puesto que consideramos que es una solución política sólida que puede ayudar a la RDC a salir de la crisis”, comentó el responsable de comunicación del M23, Amani Kabasha, en declaraciones a Efe.

“El acuerdo está firmado, pero no resuelve el problema de forma concreta”, añadió Kabasha, que respondió así a la firma del acuerdo por once mandatarios de los países miembros de la Conferencia Internacional de la Región de los Grandes Lagos (CIRGL).

Por su parte, el Gobierno de Kinshasa elogió la firma en Adis Abeba de este acuerdo, que prohíbe a los países miembros de la CIRGL facilitar ayuda a los grupos rebeldes.

Kinshasa alabó también la decisión de la ONU de desplegar en la frontera entre la RDC y Ruanda unos 4.000 efectivos para una intervención rápida contra todos los movimientos rebeldes, así como aviones no pilotados “drones”.

El portavoz del M23 manifestó el rechazo de su grupo al despliegue de esta tropa: “No necesitamos fuerzas internacionales, y menos aún aviones ‘drones’”, dijo.

El M23 está formado por soldados congoleños amotinados y supuestamente fieles al rebelde Bosco Ntaganda, buscado por la Corte Penal Internacional por crímenes de guerra y contra la humanidad.

Los rebeldes se sublevaron el pasado abril para protestar por la pérdida de poder de su líder, impuesta por el Ejecutivo de Kinshasa, y reclaman nuevas negociaciones con el Gobierno.

La RDC se encuentra inmersa todavía en un frágil proceso de paz tras la segunda guerra del Congo (1998-2003), que implicó a varios países africanos y cuyas consecuencias aún se dejan sentir con sublevaciones como la del M23.

Ese conflicto, el más sangriento desde la II Guerra Mundial, ha causado más de cinco millones de muertes.