Tráfico | T 82° H 29% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El modisto Yves Saint-Laurent desata un duelo cinematográfico

KINT News
02/27/2013 9:00 AM

París, 27 feb (EFE).- La biografía del diseñador francés Yves Saint-Laurent ha desatado una guerra cinematográfica entre dos proyectos paralelos para llevar a las pantallas la vida de ese icono de la moda fallecido en 2008.

La primera producción, que pilota Jalil Lespert y colocará a Pierre Niney en la piel del Saint-Laurent (1936-2008), cuenta con el apoyo del que fuera su compañero sentimental durante cerca de cincuenta años, el acaudalado empresario y mecenas Pierre Bergé, de 82 años.

Bajo el título de “Yves Saint Laurent” y con un presupuesto de unos 12 millones de euros (15,6 millones de dólares), la película de Lespert, director de “Des vents contraires”, se rodará “a partir del próximo mes de junio”, con SND y Universal Pictures International como productores.

La historia, que abordará los avatares del diseñador entre 1956 y 1970, se centrará en la relación sentimental entre el modisto y el empresario que convirtió su talento en uno de los emporios textiles más rentables del planeta.

El actor Guillaume Gallienne encarnará a Bergé, mientras que Charlotte Le Bon será la réplica en celuloide de la modelo Victoire, musa del inventor del esmoquin femenino.

“Poseo el derecho moral sobre la obra de YSL, su imagen y la mía, y solo autorizaré que la explote Jalil Lespert”, declaró recientemente Bergé al diario Le Figaro.

El poderoso empresario, que entre otros muchos intereses económicos y culturales es uno de los dueños del diario Le Monde, quiere impedir que llegue a los cines la película de Bertrand Bonello, que se rodará en los próximos meses, sin más precisiones, con un presupuesto que también rondará los 12 millones de euros y con el sustento de las productoras Europacorp y Mandarin Films.

“Lo mínimo hubiera sido que el director viniera a verme. Tiene talento, y yo no hubiera tenido ningún motivo para mostrarme desfavorable a su proyecto”, ha declarado el excompañero del diseñador.

El entorno de Mandarin Films ha hecho saber a la prensa que el grupo de productos de lujo PPR, propietario de la marca Yves Saint-Laurent, “ha dado su aprobación para la utilización de derechos, modelos y creaciones” del modisto.

La productora, que en 2010 se convirtió en la primera casa de cine en rodar un “biopic” sobre un presidente francés en ejercicio -”La Conquête”, que narra el ascenso al Palacio del Elíseo de Nicolas Sarkozy- ha buscado asesoramiento legal y entiende que “ninguna autorización del señor Bergé es necesaria para realizar una ficción sobre Yves Saint Laurent”.

Fuentes jurídicas especializadas en derechos de autor explican que la noción de derecho moral se aplica a obras, no a personas.

Bergé, un relevante personaje público, no puede impedir judicialmente la película de Bonello, aunque podrá denunciar el film si lo encuentra difamatorio o si considera que atenta contra su vida privada.

Y parece que así será, a juzgar por los comentarios que vertió en Twitter, donde escribió que no piensa “tolerar” que nadie se apropie de su vida y de la obra cuyos derechos le pertenecen, porque eso “se llama robo”.

No obstante, en declaraciones a la revista Les Inrockuptibles, Bonello, director de “L’Apollonide : Souvenirs de la maison close”, lamentó la tirantez generada por la rivalidad y justificó no haberse reunido antes con Bergé por no tener aún el guión rematado.

El proyecto alternativo, titulado “Saint-Laurent”, recorrerá el período que va de 1965 a 1976, es decir, desde la despedida de la casa de moda Dior de Saint-Laurent, que interpretará Gaspard Uliel, hasta la fundación de su propio grupo de alta costura junto a Bergé, a quien dará vida Jérémie Rénier.

Léa Seydoux será Loulou de la Falaise (1947-2011), modelo que se convirtió en diseñadora de joyas de Saint-Laurent, genio reconocido por su talento creativo, su compleja sexualidad y sus adicciones.

Ninguno de los dos proyectos rivales serán las primeras películas sobre la vida del modisto, pues Pierre Thoretton ya estrenó en 2010 el documental “L’amour fou” (“El amor loco”).

Por Javier Albisu