Tráfico | T 83° H 17%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Pablo Alborán dice que solo espera “vivir dignamente de la música”

KINT News
02/28/2013 7:10 AM
Actualizada: 02/28/2013 8:10 AM

Viña del Mar (Chile), 28 feb (EFE).- A sus 23 años y con tres discos bajo el brazo que han batido récords de ventas, el español Pablo Alborán, al que han bendecido grandes figuras de la música como su compatriota Miguel Bosé, asegura en una entrevista a Efe que hoy por hoy solo espera “vivir dignamente de la música.”

Alborán se encuentra esta semana en Chile para actuar el viernes en el Festival de Viña del Mar y para participar también como jurado de las competencias folclórica e internacional del certamen, considerado el más importante de Latinoamérica.

Su voz quebrada en “Solamente tú” resuena desde hace meses en las radios chilenas y su presencia en esa ciudad costera ha causado revuelo: este miércoles, centenares de seguidoras se agolparon en un centro comercial para que Alborán firmara sus discos.

Solo un día antes, Miguel Bosé, que se presentaba por novena vez en un festival que considera ya su casa, invitó al joven intérprete a subir por primera vez al escenario de la Quinta Vergara para cantar juntos “Puede que”, incluida en su disco “Papitwo”.

“Es grande y no lo sabe. Lo que no sabe tampoco es que va a ser el más grande”, auguró Bosé en ese momento.

Pablo Alborán se toma tamaño reto como un estímulo para su carrera. “Sus palabras suben tu autoestima y te hacen creer un poquito más en que esto puede llegar a funcionar, pero siempre hay que tener los pies en el suelo”, señala a Efe.

Esa bendición le llegó de boca de una estrella consagrada que celebra hoy 35 años de carrera y al que Alborán considera un referente “no solo como artista, sino como persona”, y del que resalta su “generosidad ejemplar”.

Por el momento, sin embargo, él prefiere fijar su vista en un horizonte más cercano. “Ojalá que me vaya igual de bien que le ha ido a él, pero ya te digo, no le llego ni a la suela, no es comparable, y yo espero vivir dignamente de la música, simplemente”, dice con modestia.

Autor de los dos álbumes más vendidos en España en 2012, “En acústico” y “Tanto”, este joven asegura que saborea su vertiginoso éxito “con un gran agradecimiento y como un aprendizaje”, porque dice ser consciente de que “esto puede desaparecer mañana”.

“Tenía muchas ganas de que sucediera (su explosión como artista). No tenía estas expectativas, se han superado. Lo que no esperé es que llegaría todo tan rápido, y falta mucho todavía, y esto mañana se puede ir al garete”, insiste, pese a haber obtenido 21 discos de platino por las ventas de sus tres álbumes en España en tan solo dos años.

También su temprana llegada a Latinoamérica se ha fraguado de forma acelerada. “Ha sido como una pelota que ha ido creciendo”, afirma.

Cuenta que todo empezó en Argentina, donde “Solamente tú” comenzó a sonar en una telenovela que se llamaba “El Elegido”, y posteriormente él mismo apareció en otra serie llamada “Cuando me sonreís”.

“Y de ahí los países vecinos comenzaron a interesarse. Las actuaciones en los Grammy han sido muy importantes y poco a poco ha ido surgiendo todo. Lo fuerte es la rapidez con la que sucede todo, pero al fin y al cabo es espontáneo”, confiesa.

De su experiencia en el Festival de Viña del Mar, Alborán destaca el protagonismo del público, llamado el “Monstruo” por su ferocidad con lo que no le agrada, y su contacto con los otros miembros del jurado.

Entre ellos están el vocalista de la veterana banda chilena Los Jaivas Mario Mutis -”un grandísimo genio”, dice Alborán- y Francisca Valenzuela, bautizada como la “princesa del rock chileno” y que, según el español, “tiene una voz increíble y una personalidad única”.

El intérprete de “Te he echado de menos” ofrecerá un concierto este viernes en la jornada de clausura del festival, que se retransmite por televisión a más de veinte países de la región, y el sábado actuará en el casino de Viña del Mar.

Después viajará a México para cumplir con otro compromiso y posteriormente regresará a España para terminar de preparar la gira de su último disco “Tanto” por ese país, que arrancará en mayo.

“Tengo muchas ganas de empezar, es una gira muy distinta. Hay mucho ritmo, hay un diseño de iluminación y estético muy diferente a lo que he hecho antes, sobre todo por falta de tiempo (en ocasiones previas)”, explica.

Y agradece poder hacerlo en tiempos difíciles. “Tengo la suerte de poder hacer una gira en España y, tal como están las cosas, me siento un privilegiado. Siempre hay que volver a España, porque es mi casa, y siempre volveré. Y tener la oportunidad de seguir trabajando y de seguir ofreciendo este disco en directo es una pasada”, asegura.