Tráfico | T 62° H 24%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Río de Janeiro inaugura el MAR, un museo para revitalizar su puerto

KINT News
02/28/2013 12:30 PM
Actualizada: 02/28/2013 2:10 PM

Río de Janeiro, 28 feb (EFE).- Río de Janeiro inaugurará este viernes el Museo de Arte de Río (MAR), la primera gran atracción del proyecto de revitalización del puerto de la ciudad de cara a los Juegos Olímpicos que organizará en 2016.

El MAR, que nace con una colección de arte propia pero se especializará en exposiciones temporales, tiene como sede un conjunto arquitectónico compuesto por una edificación histórica de estilo ecléctico y por una modernista, ambas unidas por una cobertura de concreto de 1.700 metros cuadrados y 800 toneladas de peso en la forma de ola marina, y por una rampa cubierta.

El MAR, según la presentación hecha hoy a la prensa, funcionará como espacio para muestras artísticas y como escuela para la formación de profesores de arte con el fin de acercar a la cultura a los 600.000 alumnos de las escuelas públicas municipales.

El complejo de 15.000 metros cuadrados con ocho salas de exposiciones en cuatro pisos está ubicado en la Plaza Mauá, la principal referencia del puerto de Río de Janeiro, a pocos metros del lugar en el que se construye el Museo del Mañana, un modernista proyecto del arquitecto español Santiago Calatrava.

El MAR y el Museo del Mañana son dos de las principales obras del programa de revitalización del puerto de Río de Janeiro, una iniciativa inspirada en lo que Barcelona y Sydney hicieron para darle valor a antiguas zonas degradadas como legado de los Juegos Olímpicos de 1992 y 2000, respectivamente.

El proyecto también está inspirado en la revitalización de Puerto Madero, una zona de Buenos Aires que pasó de estar abandonada a ser una de las de mayor valor inmobiliario.

“La revitalización de un área urbana deteriorada exige ofrecer una variedad de nuevas opciones culturales, artísticas y hasta comerciales, así como agregar valor al paisaje de Río de Janeiro. El MAR cumple esos propósitos”, dijo a Efe Hugo Barreto, director de la Fundación Roberto Marinho, una de las socias de la alcaldía en el proyecto.

El museo es vecino al Morro da Conceicao, a los muelles de Valongo, a la Fortaleza de Santa Cruz, a la Piedra del Sal y al antiguo cementerio de esclavos, lugares que en los últimos meses han sido transformados en espacios culturales.

Su inauguración está prevista para el viernes por la noche en una ceremonia que contará con la presencia de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y que coincidirá con la celebración de los 448 años de fundación de Río de Janeiro.

La previsión de la alcaldía es que el nuevo museo, el primero que ofrecerá un espacio exclusivo para el arte nacido en Río de Janeiro, reciba anualmente 200.000 visitantes y 100.000 alumnos de escuelas públicas y forme 2.000 profesores.

“El MAR es un elemento icónico que muestra que la revitalización del puerto es una realidad. El Museo será el corazón cultural de la región”, según el alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes.

Además de las salas de exposiciones y de clases, el conjunto cuenta con auditorio, biblioteca con 5.000 volúmenes, restaurante, café y tiendas temáticas.

La alcaldía de Río de Janeiro dotó al museo de una colección propia, que ya cuenta con cerca de 3.000 obras, entre ellas 1.200 acuarelas de Santiago Calatrava, así como con 5.000 piezas de mobiliario, documentos históricos, manuscritos sobre la esclavitud en Brasil y fotografías.

En la colección propia destaca el Sao José de Botas, una de las cuatro obras del escultor brasileño Aleijadinho, el mayor representante del barroco colonial en Brasil, que son consideradas patrimonio cultural de Brasil.

Igualmente destaca una obra de la pintora Tarsila do Amaral y un montaje de Helio Oiticica.

El museo abrirá sus puertas al público el próximo martes con cuatro exposiciones temporales, una de ellas con piezas y montajes de artistas y colectivos de Río de Janeiro sobre la ocupación pública y la vivienda, y otra, con 400 piezas dedicadas a los paisajes de Río de Janeiro.

Las otras dos exposiciones inaugurales incluyen 136 obras del coleccionista rumano radicado en Río Jean Boghici y 250 obras de la colección del abogado carioca Sergio Fadel.