Tráfico | T 66° H 87% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Sotheby’s replica a Perú que cualquier alegación debe sustentarse en datos

KINT News
02/28/2013 11:11 AM

París, 28 feb (EFE).- La casa de subastas Sotheby’s replicó al anuncio de Perú de que denunciará por ilícita la procedencia de piezas de arte precolombino que va a vender en París los próximos días 22 y 23, señalando que cualquier alegación debe sustentarse en “datos precisos sobre la historia de cada una de las piezas”.

Sotheby’s indicó, en una breve declaración transmitida hoy por una portavoz, que no ha sido contactada por el Ministerio de Cultura de Perú, el cual el martes había señalado su intención de querellarse contra la venta de unos 67 bienes arqueológicos procedentes del país, dentro de los 313 lotes de la colección Barbier-Mueller que se van a subastar.

“Las piezas de la colección Barbier-Mueller poseen un histórico y una procedencia detallada y han sido objeto de numerosas exposiciones”, señaló la casa de subastas.

Añadió que “las cuestiones relativas a objetos antiguos deben estar apoyadas en datos precisos sobre la historia de cada pieza”.

La portavoz precisó a Efe que el conjunto pendiente de colocación estuvo cedido durante una quincena de años por los propietarios a un museo de Barcelona y que sus obras viajaron a otras exposiciones, de forma que “son piezas muy conocidas”.

Y “sin información específica de Perú sobre los lotes que se ponen a la venta próximamente, no podemos decir más”, concluyó en su declaración.

Los 313 lotes de obras de culturas precolombinas proceden del actual Perú, pero también de otros países latinoamericanos, en particular México, y van a exponerse a partir del próximo lunes 4 de marzo.

El precio estimado del conjunto es de unos 15 millones de euros (19,6 millones de dólares), y destaca una gran Venus Callypyge de la cultura chupicuaro del Estado mexicano de Guanajuato, valorada entre 2 y 3 millones de euros (entre 2,6 y 3,9 millones de dólares).

Las autoridades peruanas señalaron el martes que no tienen información de cómo salieron las piezas de Parú y cómo llegaron a la colección iniciada en 1920 por Josef Mueller, luego continuada por su yerno, Jean-Paul Barbier-Mueller.

Pero puntualizaron que se puede presumir que su exportación fue clandestina, puesto que desde el 2 de abril de 1822 la normativa peruana prohíbe la salida de bienes arqueológicos sin autorización de su Gobierno.

Según el catálogo de Sotheby’s, la primera obra importante de arte precolombino la compró Josef Mueller en París en 1920 y fue la “diosa del agua” azteca. Su yerno amplió la colección para convertirse en “una de las más importantes colecciones privadas de arte precolombino en el mundo”.